Diario Vasco

Hondarribia-Katsikas envía dos vehículos rumbo a Filippiada

Voluntarios de Emeki y Hondarribia-Katsikas junto a los dos vehículos donados.
Voluntarios de Emeki y Hondarribia-Katsikas junto a los dos vehículos donados. / FLOREN PORTU
  • El Ayuntamiento de Donostia ha donado los dos autos que llegarán antes de final de año al campamento griego

  • Emeki Elkartea y sus voluntarios siguen trabajando con los refugiados sirios

Dos Seat Marbella, que podrían hacer las delicias de un coleccionista, están preparados para recorrer cientos de kilómetros rumbo a Grecia. El destino es Filippiada y el objetivo, solidario. Los colores y la decoración de los vehículos delatan su procedencia. Pertenecían al Ayuntamiento de San Sebastián, pero ahora son de Emeki y el grupo de voluntarios 'Hondarribia-Katsikas'.

El consistorio donostiarra ha donado los dos autos a la asociación hondarribitarra. Aitor Perez-Karkamo, voluntario de 'Hondarribia-Katsikas' que viajó en mayo al campamento, explica que «el Ayuntamiento de Donostia nos ha regalado estos dos coches. Son viejos, pero están en muy buen estado».

Kilómetros solidarios

Ibai Labaien, Imanol Garmendia y Marina Cabezon son los tres voluntarios encargados de conducir los vehículos hasta Grecia. «Ayer salió el primero, el de Ibai. Ya ha llegado a Barcelona para allí coger un ferry que le lleve a Italia. Recorrerá el país para volver a coger un ferri en Ancona y finalmente llegar a Filippiada. Allí hay un campamento que tiene relación con el de Katsikas y desde hace algún tiempo estamos vinculando algunos proyectos a este otro lugar».

Ibai Labaien ha pedido una excedencia en su trabajo para poder irse dos meses como voluntario. El hondarribitarra cuenta que «mi objetivo es llevar algo de alegría, que seguro que allí hace falta. El lado dramático ya todos lo conocemos viendo los informativos, quiero llegar positivo y ayudar en todo lo que pueda».

Seguro que trabajo no le va a faltar. Aitor, que ya ha estado allí, recuerda que «siempre hay algo por hacer, eso seguro. Los coches, además, van a mejorar mucho la labor de los voluntarios. Allí nadie tiene vehículo, pero siempre hace falta uno para ir al hospital, recoger a las personas que llegan al aeropuerto o ir a hacer compras».

Emeki y este grupo de voluntarios ya tienen experiencia en envíos a Grecia y esta vez lo coches no irán de vacío. «A los más pequeños les encantan las pulseras 'scooby doo', así que un maletero va lleno de material para hacerlas. Es una sorpresa», confiesa Perez-Karkamo.

Este viaje, una vez más, lleva el sello solidario de Hondarribia. Y es que los gastos de los autos corren a cargo de asociaciones y empresas de la ciudad. «Elduaien Zerbitzuak, la ITV de Irun y Mariñel Burdindegia han puesto a punto los coches gratis y muchas asociaciones de la ciudad ya nos han dicho que también quieren colaborar», concluye Aitor.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate