Diario Vasco

Una NT2-Hondarribia casi de récord se quedó con la miel en los labios

La afición aguantó estoicamente para aplaudir a los remeros.
La afición aguantó estoicamente para aplaudir a los remeros. / FOTOS: ARIZMENDI
  • Los hondarribitarras han ganado nueve regatas de la Liga San Miguel-ACT y los títulos de Gipuzkoa, Euskadi y España

Una trainera que gana nueve banderas, es seis veces segunda, dos tercera y otras dos cuarta... y no gana la Liga. Esa es la Ama Guadalupekoa, que ha completado una temporada sensacional pero se ha visto superada por una Urdaibai aún mejor.

La pelea que estas dos traineras han protagonizado a lo largo del verano ha sido espectacular y los vizcaínos se han llevado la Liga -y La Concha-, gracias a su enorme final de temporada. NT2-Hondarribia por su parte, estuvo más brillante en la primera mitad y fue entonces cuando acumuló la mayor parte de sus nueve victorias ligueras, además de los campeonatos de Gipuzkoa, Euskadi y España y el segundo puesto en la bandera de La Concha, llevándose un botín considerable.

Hasta el último fin de semana estuvo viva la Liga y, siguiendo con la tendencia de las últimas semanas, Urdaibai se llevó las dos últimas banderas y los de Mikel Orbañanos fueron segundos en las dos. Los verdes acabaron con 212 puntos, lo que significa la tercera mayor puntuación en la historia de la competición. La mayor es la que establecieron ellos mismos el año pasado en 217 y entre medias se cuela Urdaibai con los 216 de esta edición, en la que ha logrado nueve victorias, ocho segundos puestos y dos terceros.

Bermeo y Portugalete

NT2-Hondarribia llegó con opciones al último fin de semana y el remero Beñat Egiazu reconocía que «estábamos con muchas esperanzas. Creíamos que podíamos ganar la Liga pero el sábado recibimos un golpe fuerte. El domingo ya casi no había opciones, así que salimos a disfrutar y nos quedamos a gusto con el trabajo que hicimos. El equipo respondió muy bien y podemos estar satisfechos de tres cuartas partes de lo que fue el fin de semana».

La regata de Bermeo fue complicada por el estado de la mar. «En la primera mitad de la regata nos arreglamos bien pero luego se nos hizo un poco larga y no nos amoldamos tan bien a las condiciones».

Respecto al desenlace de la Liga, considera que «nosotros hemos ido hacia arriba pero nos ha faltado ese punto de más que ellos han tenido».

A pesar de no haber conseguido banderas en el fin de semana, el domingo se organizó un recibimiento para aplaudir la gran temporada de los remeros y el segundo puesto conseguido en la liga.

Egiazu asegura que «estamos muy muy agradecidos por el apoyo de los aficionados. El último mes o mes y medio hemos sufrido. Físicamente estábamos bien pero psicológicamente hemos sufrido porque entre semana estábamos trabajando muy bien y nos veíamos fuertes pero llegaba el fin de semana y no salía como queríamos. Y en esos momentos tener el apoyo de la afición se agradece mucho».

Ahora toca descansar, cargar pilas y pensar en un futuro que tiene buen color, ya que «por ejemplo el domingo salimos muchos jóvenes y dimos la cara. Creo que tenemos una plantilla joven y que con el trabajo de los últimos años se están viendo los resultados y podremos seguir peleando por todo».