Diario Vasco

Hondarribia cerró sus fiestas con una jornada de 9,5

fotogalería

Dos zagales junto a las vacas de un concurso de ganado en el que se impuso Félix Ugarte, del caserío Amuntxiki. / FOTOS: F. DE LA HERA

  • El día giró en torno a la regata de La Concha pero la decepción no evitó que se despidiera la fiesta como es debido

Tras nueve intensos días de festejos -oficialmente empezaban el martes pero ya el pasado fin de semana hubo actividad-, Hondarribia cerró ayer las fiestas patronales con el tradicional Baserritar Eguna.

Desde las siete y media de la mañana había movimiento en la Alameda, a donde empezaron a llegar todos los que iban a participar en la feria. Frutas, verduras y hortalizas están siempre en el guión y en este tipo de ocasiones también se puede contar con repostería, charcutería, miel... y, cómo no, los puestos de talos.

Aunque la jornada arrancaba a las nueve de la mañana, el trajín de los días interiores motivó que a más de uno se le pegaran las sábanas y hasta alrededor de las once apenas hubo actividad en la zona. Hacia esa hora empezó a llegar la gente, que pudo comprar en los mencionados puestos, ver el ganado y también los bueyes que por la tarde iban a participar en la prueba de arrastre.

Media hora antes de lo anunciado, a las once y media, entraron en acción los bertsolaris Egaña y Peñagarikano. La razón del adelanto estaba a veinte kilómetros, en la regata de La Concha sobre la que pivotó todo el día. De hecho, hacia las doce y media del mediodía en la Alameda se registró una pequeña estampida, dirigiéndose los paseantes a los bares cercanos para ver la regata. Salió cruz y esa es la única razón por la que al día de ayer no se le puede dar un 10 y sí un 9,5.

La pena por el resultado de la trainera fue algo menor para María Pilar Loinaz, del caserío Gornutz, y para Félix Ugarte, del Amuntxiki, que se adjudicaron los concursos de verduras y ganado, respectivamente.

Por la tarde los bertsolaris volvieron a la acción para animar la sesión de herri kirolak. Al mismo tiempo en el frontón Jostaldi, cerca de 250 espectadores asistieron al festival de pelota a mano profesional, en el que Olaizola II-Beroiz se impusieron por 22-11 a Bengoetxea VI-Albisu.

Acabado el Baserritar Eguna y echando en falta el recibimiento deseado a la trainera, el día terminó con la actuación de Doctor Deseo y los preceptivos fuegos artificiales.

Temas