Diario Vasco

Ion Areitio recibió dos homenajes por su bronce en el Mundial de trialsin

Ion Areitio con los miembros de la corporación municipal en el salón de actos del Ayuntamiento.
Ion Areitio con los miembros de la corporación municipal en el salón de actos del Ayuntamiento.
  • El hondarribitarra agradeció el gesto y compartió su trofeo con familiares y amigos

  • La semana pasada fue tercero en la cita disputada en Val di Sole

En el espacio de una semana, Ion Areitio se ha hecho con dos medallas. De Italia volvió con el bronce del Mundial de trialsin y ayer en la recepción que le ofrecieron en el Ayuntamiento recibió un medallón que recoge el primer escudo de la ciudad.

Fue el obsequio que le entregaron para culminar un acto sencillo y emotivo, al que asistieron familiares, amigos y otros ciudadanos. Este homenaje hubiera tenido otro color en una fecha distinta pero ayer predominaban el blanco y el azul marino, por la celebración de Arran-tzale Eguna. Incluso los gigantes y cabezudos de Izugarria, que salen prácticamente todos los días de fiestas, hicieron su aparición fugaz, escuchándose su música cuando se estaba realizando en brindis.

El alcalde Txomin Sagarzazu señaló que «Ion Areitio merece este homenaje porque ha conseguido un gran resultado deportivo, una vez más. Tiene un currículum muy importante con solo 23 años y este bronce mundialista lo corrobora. Es una persona muy de casa, que ha ganado el premio Olazabal al mejor deportista masculino en las dos últimas ediciones. Y eso es porque los periodistas y clubes que votan son conscientes del mérito que tiene Ion y que quizás algunos ciudadanos noconocen porque practica un deporte no tan conocido».

Cariño a la ciudad

Para corroborar la humildad de Areitio y su cariño a Hondarribia, desveló una conversación que había tenido por whatsapp con el protaganista. «Cuando le felicité por el bronce, me contestó: 'Ohore bat da herriaren izena munduan zehar eramatea. Eskerrikasko' ('Es un honor llevar el nombre de la ciudad por el mundo. Gracias'. Para nosotros es algo gratificante. Y enhorabuena también a la familia, que siempre está apoyando a Ion y sufriendo y disfrutando con él».

Tras recibir el recuerdo de manos de Sagarzazu, Areitio quiso «agradecer al Ayuntamiento por este homenaje y a todos los que habéis venido. Esto no es solo para mí, a vosotros también os corresponde. Muchas gracias». Se le fue entrecortando la voz por la emoción y recibió una gran ocación.

Después del brindis, en un aparte, Areitio aseguró que «cualquier homenaje que te puedan hacer siempre es bonito y se agradece, pero esta vez tiene un sabor especial por haberse celebrado en medio de las fiestas y en un ambiente muy entrañable. Intento mantenerme en mi sitio pero te vienen pensamientos y me emociono fácilmente, pero creo que no es malo soltar alguna lágrima».

Tras el homenaje institucional llegó el popular en la sociedad Azeri. Areitio subido en el balcón donde habían colocado una gran pancarta de 'Zorionak Ion' presenció el aurresku que bailaron en su honor.