Diario Vasco

Hondarribia se vuelca con el Alarde pese a la lluvia

vídeo

La lluvia no ha impedido disfrutar de la fiesta en Hondarribia / DV

  • Los cerca de 5.000 soldados, dirigidos por el burgomaestre Iñaki Sagarzazu, y las cantineras de las veinte compañías se han dirigido a la plaza de Armas, donde han aguantado estoicamente el aguacero que ha caído sobre la villa guipuzcoana en su fiesta mayor

Hondarribia disfruta de su día grande. Con esta celebración, los hondarribiarras festejan la renovación anual del voto a la Virgen de Guadalupe en agradecimiento por la liberación del asedio al fue sometida la localidad en 1638. Este 8 de septiembre, Hondarribia se ha vuelto a vestir de blanco y rojo para disfrutar de una fiesta de la que, año tras año, disfrutan tanto los vecinos de la localidad costera como los visitantes.

Los sones de la alborada y los de la diana han despertado a los hondarribiarras, muchos de los cuales han madrugado para coger sitio en las aceras para ver el desfile. Los primeros en recorrer las calles de la localidad han sido los miembros de la Compañía Jaizkibel.

más

  • El alarde de la compañia Jaizkibel

  • Las cantineras del Alarde disfrutan de su gran día

Los plásticos negros levantados por los defensores del alarde han vuelto a rodear el paso de la compañía Jaizkibel, en una mañana en la que la lluvia ha sido la auténtica protagonista de la fiesta grande de Hondarribia y ha empapado a participantes y público de ambos desfiles. Las imágenes de plásticos negros con la leyenda "Betiko Alardea" (Alarde tradicional) se han repetido este jueves cuando se cumple el 20 aniversario de la fundación de la agrupación Jaizkibel en la que las mujeres participan como soldados y no solo como cantineras, como sucede en el tradicional.

Como en otras ocasiones, la marcha ha estado custodiada por unidades de la Ertzaintza para evitar incidentes que años atrás se sucedían entre partidarios y detractores de dicha compañia pero que en las últimas ediciones han dejado de producirse.

fotogalería

/ De la Hera

La marcha Jaizkibel, capitaneada por Izaskun Larriskain, ha arrancado poco después de las 8.20 horas de la plaza Árbol de Gernika y ha enfilado la calle Mayor, donde cientos de personas, la mayoría partidarias del alarde tradicional, han esperado horas el desfile exclusivamente masculino y han mostrado su rechazo a esta compañia.

Finalmente han alcanzado la Plaza de Armas los integrantes de la compañía Jaizkibel, que ha contado con el apoyo de la directora de Emakunde, Izaskun Landaida, y la secretaria general de esta institución, Ana Alberdi, que han asistido al paso de la compañía desde los pórticos del Ayuntamiento. Junto a Landaida ha estado también, al igual que en otras ediciones, el Ararteko, Manu Lezertua.

Landaida reclamó este miércoles al Ayuntamiento de Hondarribia que dé pasos para adaptar las tradiciones de forma que quede garantizada la participación igualitaria de mujeres y hombres en el Alarde. La directora del Instituto Vasco de la Mujer insistió en que el "camino del diálogo" es el que "posibilitará que se recobre la unión" y se supere el enfrentamiento social que genera esta fiesta en la que se producen abucheos e insultos al paso del alarde mixto.

También ha presenciado el desfile una representación de EH Bildu en la que figuraban la candidata por la coalición soberanista por Gipuzkoa Maddalen Iriarte y el portavoz de esta formación en la Diputación guipuzcoana, Xabier Olano.

El alarde tradicional

Sobre las 9.00 horas ha tenido lugar la arrancada de la compañía de hacheros del Alarde tradicional, que cuenta con el respaldo de la mayoría de hondarribiarras, y que ha iniciado el ascenso de la calle Mayor entre los aplausos y los vítores del gentío que permanecía, ya sin plásticos negros, en las márgenes de las aceras.

Los cerca 5.000 soldados, dirigidos por el burgomaestre Iñaki Sagarzazu, que estrena cargo tras 16 años como hachero, y las cantineras de las veinte compañías se han dirigido a la plaza de Armas, donde han aguantado estoicamente el aguacero que ha caído sobre la villa guipuzcoana en su fiesta mayor.

En este punto han realizado unas descargas de fusilería y la bandera de la ciudad se ha sumado al desfile que ha recorrido durante la mañana las calles del casco histórico sin que se hayan registrado incidentes.