Diario Vasco

La ciudad de Hondarribia no se olvida de Josu Zabala

Dos jóvenes dantzaris bailaron el aurresku ante la familia.
Dos jóvenes dantzaris bailaron el aurresku ante la familia.
  • Se le rindió un homenaje especial en el cuarenta aniversario de su muerte

Todos los años desde 1977, el 8 de septiembre Hondarribia ha tenido un recuerdo para Josu Zabala. En el día del Alarde de 1976, el irundarra murió por el disparo de un guardia civil tras una manifestación y el hecho causó hondo pesar, en la comarca y también en Lesaka, donde trabajaba.

Este año, al cumplirse cuarenta de aquel suceso, la plataforma 'Zabala gogoan' ha preferido cambiar la fecha del homenaje al día 7, para que luciera más. Fue un bonito broche para esta iniciativa popular, que preparó una exposición sobre lo que sucedió aquellos días, exposición que ha sido muy visitada en los últimos días.

Los que tienen vivencias de aquella época y los que por edad no lo vivieron han recordado estos días a Josu Zabala. Ayer, en palabras del presentador del acto, Koldo Ortega, se vivió un momento «entrañable e histórico. Todos los años se le recuerda pero en esta ocasión es especial». Tanto, que hasta acudió Mercedes Iridoy, la que era alcaldesa en aquel entonces y que dimitió junto con su corporación en señal de protesta por lo sucedido. Iridoy ya había vivido sensaciones fuertes por la mañana y durante el acto se apreció también que estaba emocionada. «En ese momento demostró una gran entereza», dijo Ortega.

Así como el 8 de septiembre de 1976 se improvisó un túmulo junto al Txantxangorri para recordar al joven irundarra fallecido, ayer los organizadores de 'Zabala gogoan' quisieron establecer otra forma de recuerdo, que se construyó en base a ramos de flores. La familia, amigos, compañeros de trabajo de Laminaciones de Lesaka y el Ayuntamiento fueron algunos de los que depositaron esas flores en el txoko de Zabala.

Precisamente desde Lesaka, un antiguo compañero de trabajo de Josu Zabala quiso aplaudir el trabajo de la comisión y recordó cómo en 1976, «la muerte de Josu fue el punto de partida para una época en la que en la fábrica se empezó a trabajar en relaciones entre trabajadores, derechos sociales... Y todo eso se lo queremos dedicar a Josu».

Después de un sentido bertso, se descubrió, reparada, la placa que en su día colocaron los trabajadores de Laminaciones de Lesaka

Como todos los años posteriores a aquel 1976, la compañía Gora Gazteak realizará hoy a las 7.15 una descarga en el txoko de Zabala en honor al joven fallecido.