Zugarramurdi y Logroño, unidos 407 años después del Auto de Fe por brujería

A.D.C. ZUGARRAMURDI.

La localidad de Zugarramurdi y la ciudad de Logroño han vuelto a unirse para recordar el 407 aniversario del Auto de Fe de la Inquisición por el que vecinos de la localidad fueron quemados en la hoguera acusados de brujería.

Las jornadas anuales de la brujería que se celebran en la capital riojana cuenta también este año con representación de Zugarramurdi. Este fin de semana tuvo lugar la conferencia de la vecina Koro Irazoki sobre 'De la bruja a la brujería', que se suma a la exposición 'Tras las huellas de la brujería' instalada en el Centro Cultural de la entidad colaboradora Caja Rioja.

La exposición aborda el auto de fe de 1610 y recorre la imagen de la bruja a lo largo de la Inquisición española, su mitología y su vida en el mundo rural. La muestra también aborda el uso de plantas medicinales, se recrea una cocina de la época y cuenta con un apartado dedicado al «mito del brujo de Bargota», ha detallado hoy la Fundación Caja Rioja en una nota. Varias máquinas de tortura, réplicas de las utilizadas por la Inquisición, se suman a la exposición, que permanece, hasta el próximo 21 de octubre, en el Centro Fundación Caja Rioja-Bankia La Merced de Logroño. La muestra se completa con una proyección sobre el Museo de la Brujería de Zugarramurdi y con otra sobre los pasacalles de Bargota y se enriquece con tres conferencias. Los actos se han completado además con otras conferencias.

Fotos

Vídeos