Vedan la pesca del salmón en el Bidasoa hasta el jueves

Pescadores con los primeros salmones del Bidasoa./a.d.c.
Pescadores con los primeros salmones del Bidasoa. / a.d.c.

La medida, que se extiende desde ayer hasta el próximo jueves, busca preservar a los ejemplares multiinvierno

ALICIA DEL CASTILLO

El pasado jueves se pescaba el duodécimo salmón multi-invierno, un ejemplar salvaje de 4.750 gr, en el tramo salmonero del Bidasoa. La captura de este individuo implica, según la normativa, que se establezca una veda de una semana (desde ayer hasta el 24 de mayo, ambos inclusive) como medida de protección del salmón que pasa varios inviernos en el mar y después regresa al río. Por tanto, los permisos concedidos durante esos días quedan cancelados.

La temporada se reabrirá de nuevo los días 25, 26 y 27 de mayo y, posteriormente, se volverá a cerrar por el período de veda fijado entre el 28 de mayo y 13 de junio (ambos inclusive). La temporada finalizará el 30 de julio (el 31 es martes no hábil) o cuando se alcance el cupo de 66 salmones en total, independientemente de que sean salmones añales o multiinvierno.

Cabe recordar que este año hay algunas novedades. La instauración de un sistema de permisos similar al utilizado en los últimos años para la trucha es uno de los principales cambios en la pesca del salmón. Es decir, para pescar salmón además de la licencia, será necesario sacar un permiso diario y personal que será expedido por el Departamento de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local del Gobierno Foral de Navarra, a través de Internet o por teléfono.

Hasta la fecha, los doce salmones pescados han sido multi-inviernos (aquellos que alcanzan los 70 cm de longitud), con un peso medio de 4,7 kg y una longitud de 76,3 cm. La mitad de los ejemplares pescados son salvajes y la otra mitad provienen de repoblaciones de la piscifactoría de Mugaire.

Como cada año en el inicio de la temporada muchos no se quisieron perder la oportunidad de hacerse con el 'Lehendabiziko' al ser el único que se puede comercializar. En los últimos años los restaurantes interesados han pagado una media de 1.700 euros por el ejemplar, cifra que ha variado según su peso.

El primer salmón de la temporada del Bidasoa de este año lo logró el beratarra Xabier Lantz. Una hembra de 4,750 kilos y 77,5 cm pescada a cucharilla en Las Nazas. El ejemplar presentaba muchas marcas de lucha en el mar y los pescadores apuntaban también a las redes. Lo compró el restaurante Ansoleaga 33 de Pamplona por 1. 700 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos