Trabajo a través de equipos de incorporación socio-laboral

Desbrozando junto al río Baztan a su paso por Elizondo. /  A.D.C.
Desbrozando junto al río Baztan a su paso por Elizondo. / A.D.C.

222 personas accedieron en 2017 al mercado laboral tras llevar a cabo itinerarios formativos en los que colaboraron 28 empresas

A.D.C. BAZTAN-BORTZIRIAK.

El pasado año 222 personas obtuvieron un puesto de trabajo tras llevar a cabo itinerarios formativo-laborales y de orientación ejecutados por los equipos de incorporación socio-laboral con los que colaboraron 28 empresas, facilitando la realización de prácticas profesionales y ayudando al diseño de las acciones formativas. Un 76% de las personas accedieron al empleo en puestos de trabajo ofertados en el mercado normalizado y un 24 % a empleos de carácter protegido o adaptado.

Los equipos de Incorporación Sociolaboral (EISOL) de Gobierno de Navarra son recursos especializados de apoyo a los servicios sociales de base que dan cobertura a seis áreas de Servicios Sociales (Comarca de Pamplona, Tudela, Estella, Tafalla, Noreste y Noroeste) con objeto de facilitar la formación y el acceso al empleo de las personas en situación o riesgo de exclusión social. Para ello llevan a cabo itinerarios personalizados con las personas usuarias que contemplan acciones formativas (cursos de capacitación laboral y talleres de competencias prelaborales), entrevistas de seguimiento, acompañamiento, intermediación laboral y seguimiento en las contrataciones. El acceso a dicho dispositivo se efectúa a través de los Servicios Sociales de Base.

Durante el pasado año 1.548 personas participaron en las diferentes acciones de formación y empleo desarrolladas por dichos equipos. De ellas 605 cursaron acciones de carácter individual y 943 participaron en acciones de carácter grupal, formación e intermediación.

En toda esta labor ha sido clave la prospección desarrollada por dichos equipos así como la implicación y colaboración del tejido empresarial, tanto en el diseño de las acciones formativas para adaptarlas a las necesidades del mercado como en la facilitación de las prácticas profesionales, así como en las posteriores contrataciones.

Durante el año 2017, 28 empresas colaboraron con los Equipos de inserción socio-laboral. Los Equipos de Incorporación socio-laboral se encuadran dentro de los recursos destinados por el Ejecutivo foral para la formación y el acceso al empleo de las personas en situación o riesgo de exclusión social.

El presupuesto destinado en 2017 a otras acciones dirigidas a la mejora de la empleabilidad de personas con mayores dificultades de acceso al empleo: jóvenes, personas paradas de larga duración, perceptoras de renta garantizada o personas con discapacidad ha alcanzado los 14,38 millones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos