El CP Ricardo Baroja reclama el uso preferente de sus instalaciones

Parlamentarios en su visita del miércoles a Bera. /
Parlamentarios en su visita del miércoles a Bera.

En una visita de los parlamentarios, recuerda el acuerdo de cesión a la Ikastola del año 2011 y su incumplimiento

A.D.C. BORTZIRIAK.

La Comisión de Educación del Parlamento de Navarra visitaba el miércoles, a instancias de PSN, el Colegio Público Ricardo Baroja de Bera, un centro de modelo D que data de 1980 y cuenta con 213 alumnos (5 aulas de Infantil y 9 de Primaria) y 26 profesores.

Asistían los Parlamentarios Luis Zarraluqui (UPN), Isabel Aranburu (Geroa Bai), Esther Korres (EH Bildu), Tere Sáez (Podemos-Ahal Dugu) y Carlos Gimeno (PSN).

Les recibía Rosa Eugi, directora del C.P. Ricardo Baroja; Inés Maite Blanco y Joxe Ramón Rozas, exdirectores; Juan Manuel Aranibar, responsable del comedor, así como por representantes de la Apyma.

Falta de espacios

El objeto de la visita, según explicaba Gimeno, era «conocer la progresiva falta de espacios y equipamientos, así como el uso real que, en relación al acuerdo suscrito en 2011, viene haciendo la Ikastola Labiaga de los patios y el frontón del colegio», pese a las sentencias judiciales que avalan la 'prioridad' del centro público frente a las pretensiones del privado-concertado, cuyos alumnos de 1º y 2º ESO ocupan la antigua escuela municipal, con acceso directo a las citadas instalaciones.

El equipo directivo denunciaba el sesgo del Ayuntamiento en favor de la Ikastola Labiaga, a la hora de permitirle el disfrute del frontón y los patios del Colegio Público «muy por encima de los límites estipulados en la normativa educativa y con la aquiescencia de los sucesivos gobiernos de Navarra. Nos hemos sentido avasallados, usurpados y pese a ello nos hemos erigido en el centro de referencia al absorber el 48% el alumnado, frente al 34% de la Ikastola y el 18% de una institución religiosa. Ha sido una lucha continua. El Ayuntamiento trata a la Ikastola como si fuese un centro público, asumiendo, incluso, muchos de sus gastos».

Tras subrayar su «conformidad» con el acuerdo de 2011 para, «en aras a la convivencia», acceder a la cesión del frontón para las clases de educación física de la Ikastola, la intención de ésta de abrir líneas de 3º y 4º de la ESO «ha incrementado la crispación. Hemos hecho muchas cesiones con el fin de evitar la confrontación, pese al incumplimiento de lo pactado en numerosos puntos. No nos oponemos a que impartan 3º y 4º, sino a que utilicen nuestros patios. No vamos en contra de nadie ni de ningún otro modelo educativo, sólo defendemos lo nuestro, pues vemos que el problema se multiplicaría, de hecho nuestro alumnado crece y nos estamos quedando sin espacio», explicaba Rozas.

Desde la Apyma recordaron el problema generado en septiembre con las matriculaciones de última hora, debido a «las falsas esperanzas que el Departamento de Educación dio a la Ikastola en torno a la posibilidad de implantar 3º desde este mismo curso. Nos descuadró todo y, sin recursos añadidos, no hubo más opción que incrementar el ratio por aula».

Por todo ello pidieron a los parlamentarios que traten de mediar con el Departamento, a fin de encontrar una solución definitiva al uso de las dotaciones de la escuela pública por parte de la Ikastola Labiaga.

Viendo el incremento de matrícula, Eugi avanzaba la necesidad de ir pensando en «adecuar el actual almacén como aula, pues los continuos desdobles nos han ido dejando sin espacio. Acondicionar la mitad del desván como sala de usos múltiples y la otra mitad como laboratorio o sala de música, por ejemplo, está también in mente. Tampoco tenemos gimnasio...». En todo caso y a la espera de las iniciativas que se puedan tomar, los portavoces de PSN, UPN, Geroa Bai, EH Bildu y Podemos-Ahal Dugu han coincidido en señalar que «habrá que dar a la Escuela Pública todas las garantías que hagan falta para preservar sus derechos».

Fotos

Vídeos