Reconocimiento a Adacen por su labor con el encendido del puente tibetano

Lolo Carrillo, directora de IrriSarri Land con familiares y usuarios de Adacen./
Lolo Carrillo, directora de IrriSarri Land con familiares y usuarios de Adacen.

Al acto, que cada año se dedicará a una organización solidaria, tuvo lugar ayer por la tarde en Irrisarri Land

A.D.C. BORTZIRIAK.

Francisco Fernández Nistal, director de la Asociación de Daño Cerebral de Navarra (Adacen), y Garbiñe Expósito, miembro de la junta, fueron ayer los encargados de encender las luces del puente tibetano de IrriSarri Land, un acto con el que el parque da inicio a la temporada navideña. La dirección del parque quiere, con este acto simbólico, «resaltar la labor de esta entidad en la rehabilitación y mejora de la calidad de vida de personas con daño cerebral adquirido».

Joxe Elgorriaga, gerente del resort destacaba que «Adacen es una entidad que, con gran profesionalidad y cariño mejora la vida de decenas de afectados por daño cerebral adquirido y sus familias. Además, apuesta por la innovación y las nuevas tecnologías para ofrecer servicios de alta calidad en la rehabilitación y el mantenimiento de capacidades de estas personas». Varios de los objetos que se venden en la tienda del parque, espejos, abrebotellas e imanes, son elaborados por los usuarios y usuarias de Adacen por lo que, cuando se adquiere uno de ellos, se colabora con esta asociación.

El encendido del puente tibetano se considera en IrriSarri Land el comienzo de la temporada navideña. Cientos de bombillas adornan esta estructura que ofrece así una bonita estampa nocturna. Además de en todo este puente y los fines de semana, el parque abre sus puertas desde el 22 de diciembre hasta el 7 de enero. Olentzero visitará la txondorra para recoger las cartas de los txikis los días 16 y 17 de diciembre.

El Puente tibetano es una estructura de 140 metros de largo que cruza un pequeño valle a 50 metros de altura. Se sujeta con diferentes cables y puede soportar el peso de 36 toneladas en cada extremo.

Adacen

Ante la ausencia de recursos de atención para las personas con daño cerebral y la inexistencia de apoyo a los familiares, un grupo de familias creó en 1994 la Asociación de Daño Cerebral de Navarra (Adacen). La integración social y la mejora de la calidad de vida de las personas afectadas y sus familiares son los objetivos fundamentales de Adacen.

La Asociación tiene 928 socios y socias; la integran 342 personas afectadas; hay 61 personas voluntarias que comporten su tiempo con las personas usuarias y sus familiares; y tiene 49 profesionales en plantilla. Adacen cuenta con un Centro de Día de 40 plazas y una residencia, ambos recursos concertados con Gobierno de Navarra. Cuenta a su vez con el Centro de Atención a la Dependencia, recurso que en régimen ambulatorio atiende a 100 personas con una intensidad de atención entre dos y cinco días a la semana. A estos se suma el nuevo Centro de Rehabilitación Neurológica inaugurado en Azpilagaña. En este centro se desarrolla el programa 'Envejeciendo Juntos'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos