LAB propone un debate para solucionar la alta siniestralidad de la N-121-A

A.D.C. BAZTAN.

«El sábado la carretera N-121-A se cobraba de nuevo la vida de un trabajador», recuerdan desde LAB. La víctima mortal, de 55 años y residente en Almería, fallecía después de que su camión colisionara contra unos árboles «cuando se disponía a salir al área de descanso». LAB, ELA, ESK, SteilasS, Ehne, HIRU y CGT han convocado una concentración para hoy en Pamplona, que tendrá lugar a partir de las 11.30, ante el Servicio de Conservación de Carreteras del Gobierno de Navarra, en la Avenida San Ignacio.

La N-121-A es una de las vías «con mayor afluencia de tráfico diario en Navarra, superando a varias autovías». Diariamente, soporta un tráfico de unos 10.000 vehículos, de los cuales un tercio son pesados. «Estamos hablando de una carretera nacional que soporta un volumen de tráfico bestial y que, ni por asomo, está preparada para soportarlo. Y a esta preocupante situación hay que añadirle el hecho de que en los últimos meses, al haber comenzado a cobrar a los camiones en la autopista, el número de camiones que pasa por la N-121-A ha aumentado considerablemente, y las consecuencias de ello son muy visibles, cada vez hay más agujeros y el estado del asfalto es peor».

Muchos accidentes

Recuerdan que «no es la primera vez que un trabajador fallece en esta carretera y a todo el mundo nos vienen multitud de accidentes a la cabeza». Desde LAB advierten de que a partir de mayo, y por lo menos durante siete meses, «esta situación empeorará, ya que cerrarán durante siete meses los túneles de Belate y Almandoz y desviarán el tráfico por el puerto de Belate». El Gobierno de Navarra autorizó a inicios de mes un presupuesto inicial de 4,91 millones de euros para realizar las obras. Desde el sindicato recuerdan que los transportistas «ya han dejado claro que, aún siendo por el puerto antiguo, seguirán pasando por esta vía. Los anteriores Gobiernos de Navarra, nunca han tenido como prioridad la adecuación de esta vía y lo único que han hecho ha sido poner parches por no querer entrar a la raíz del problema». Por esas razones desde LAB piden al Gobierno de Navarra «que se implique de una vez en solucionar este problema, más allá de adecuar los túneles a la normativa europea. Es hora de abrir un debate participativo con la ciudadanía y con los agentes sociales y políticos implicados para buscar una solución a este problema que soportan todos los que circulan diariamente por la N-121-A».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos