La presencia de nidos de avispa asiática «no es una situación de urgencia»

Avispa asiática muerta junto a su nido. /  A.D.C.
Avispa asiática muerta junto a su nido. / A.D.C.

Medio Ambiente quiere evitar la alarma que se produce en esta época, cuando son más visibles

ALICIA DEL CASTILLO BAZTAN-BORTZIRIAK.

«Es una gran bola en el alto de un árbol». La impresión de algunos vecinos de la comarca se repite estos días, a medida que los árboles se van quedando sin sus hojas. Hay quien ya sabe qué es. «Claro, la avispa asiática... no es la primera vez que hace el nido precisamente en ese lugar», explican.

El Gobierno de Navarra quiere evitar la preocupación ciudadana que se produce cada otoño en el momento en que los nidos de avispa asiática se hacen más visibles por la pérdida de las hojas de los árboles.

Según los técnicos del Servicio de Economía Circular y Agua del Departamento de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local del Gobierno de Navarra, «la presencia de estos nidos no es una situación de emergencia o urgencia de actuación» y «aunque ahora sean más visibles, no significa que sean más o que sean más peligrosos».

El avispón asiático (Vespa velutina), catalogada como especie exótica invasora, entró en Navarra en 2010 y en tres años ocupó el territorio Foral, y resulta más difícil verla en la mitad sur de Navarra y las zona pirenaicas y pre pirenaicas, donde el frío es un factor limitante para su desarrollo. Este año «su presencia se ha reducido, tanto por las circunstancias climáticas como por el trabajo coordinado del personal de guardas forestales del gobierno de Navarra, ayuntamientos, bomberos y particulares».

Los nidos de avispón asiático se mantienen durante varios meses, pero su visibilidad es menor durante la primavera y el verano. La caída de las hojas posibilita que se avisten más fácilmente en otoño, particularmente en torno a ríos y huertas, e incluso todavía pueden verse avispones activos al final de su ciclo vital, que es anual y termina ahora. Pese a la necesaria precaución, hay que recordar que el avispón es un animal poco agresivo que apenas pica de forma natural, y cuya picadura no reviste problemática especial respecto al resto de avispas, salvo que la persona afectada tenga alguna intolerancia o alergia determinada. En cualquier caso, y como precaución, no conviene acercarse a un nido a una distancia inferior a 5 metros. Es conveniente también comunicar los avistamientos de nidos con el fin de contribuir al control de esta especie exótica invasora. Si el nido se encuentra en entorno urbano, hay que ponerlo en conocimiento del ayuntamiento y, en caso de hallarse fuera de los entornos urbanos, del Gobierno de Navarra (en el teléfono de información 848 42 66 98). Tras la inspección, el ayuntamiento o el guarderío determinarán en cada caso el procedimiento a seguir. Si el nido está marcado con una V roja, significa que ya está registrados por las autoridades, por lo que no es necesario comunicarlo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos