40 niños con autismo han participado en la Escuela de Navidad de ANA

Grupo de voluntarios de la Asociación Navarra de Autismo que ha participado en la Escuela de Navidad./
Grupo de voluntarios de la Asociación Navarra de Autismo que ha participado en la Escuela de Navidad.

Este año, como novedad, ha sido cofinanciada por el Departamento de Educación del Gobierno de Navarra

A.D.C.BAZTAN-BORTZIRIAK.

Tras ocho intensos días, la Escuela de Navidad de ANA (Asociación Navarra de Autismo) dice adiós hasta el mes de junio. Cuarenta niños y jóvenes entre los 18 meses y 16 años, cinco aulas estables, treinta voluntarios y doce profesionales han trabajado, aprendido y disfrutado durante estas fiestas navideñas.

La despedida fue por todo lo alto, con la visita de sus Majestades los Reyes de Oriente. «La verdad que los chicos y voluntarios de la Asociación Navarra de Autismo han debido de portarse muy bien durante el año porque cada peque y joven ha recibido un regalo de la mano de su Rey Mago favorito».

El proyecto, pionero en Europa, nació con el objetivo de ofrecer intervención específica e individualizada en los periodos estivales y de este modo dar continuidad a la intervención.

En la Escuela se han realizado, además de las tareas preacadémicas y académicas y la terapia específica en comunicación, conducta y habilidades sociales, talleres de espuma, de agua, de cocina y relajación además de salidas al entorno natural y circuitos de psicomotricidad.

«Además de los voluntarios de Navarra, 7 voluntarios venidos desde Almería para aprender la metodología y los modelos de intervención llevados a cabo por ANA han venido hasta Navarra y han pasado aquí las Navidades participando en esta Escuela de Navidad. Este grupo andaluz, profesionales dedicados a la terapia ocupacional y la rehabilitación neurológica, coincidieron además en la Escuela con la Consejera de Educación, María Solana y pudieron explicarle su interés en llevar a cabo, en Almería, el proyecto de la Escuela de Navidad y de verano, durante el próximo verano», explican.

Profesionales de ANA se desplazaron además a Barcelona los primeros días de Navidad, para ayudar en la puesta en marcha de la Escola de Nadal que por primera vez y cofinanciada por Caixabank, ha tenido lugar en Cataluña con la formación específica a voluntarios, profesionales y familias impartida por ANA.

Desde ANA agradecen «la confianza a las familias, al colegio donde nos acogen, Colegio José María Huarte, al Ayuntamiento de Pamplona, a Caixabank y a todas las personas que lo hacen posible año tras año».

ANA es una asociación sin ánimo de lucro, que contribuye, con apoyos, servicios y oportunidades, a promover y mejorar la calidad de vida de las personas con TEA (Trastorno del Espectro del Autismo) y su entorno, así como a facilitar su inclusión como ciudadanos de pleno derecho. Para ello la asociación desarrolla una respuesta integral y personalizada adecuada a sus necesidades.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos