Más igualdad en Matzada que lo que reflejó el marcador final

Rubén intenta cortar un avance de los jugadores del Mutriku. / TELLETXEA
Rubén intenta cortar un avance de los jugadores del Mutriku. / TELLETXEA

El Gure Txokoa, que jugó media hora en inferioridad, se impuso 4-1 al Mutriku

TELLETXEA BERA.

Más goles que fútbol en la tarde del domingo en Matzada, donde el Gure Txokoa venció 4-1 al Mutriku, en un partido sin control y con poco juego, en el que el colegiado cargó a los locales con injustificadas cartulinas amarillas, colmando la que le mostró en el minuto 85 a Rubén, cuando éste iba corriendo en persecución del balón, llegando hasta la línea de fondo y al no poder alcanzarlo se tira al suelo. Por lo visto el árbitro entendió que había simulación, cuando en realidad no hubo nada, salvo el cansancio.

Los de Bera tenían intención de recurrir esta inmerecida cartulina, que acarrearía el no poder jugar la próxima jornada en Azkoitia. Mal arbitraje, perjudicando más a los de casa, que, a parte de cargarles con tarjetas, les señaló un penalti que solamente vio él, y no así el que hubo en la primera parte en el área visitante, con unas claras manos.

El Gure entró frío en el partido, sin llegar a controlar el juego, lo que sirvió para que el Mutriku, que no creaba peligro, tampoco lo pasara, jugándose más en el centro del campo que en las proximidades de las áreas, yendo el esférico de un lado a otro. Hasta el minuto 24 no se movió el marcador y medio gol es de Txanke, que da una buena asistencia con un saque largo de puerta, el balón vota bastante cerca del área y Aldazabal sobre la marcha empalma un buen disparo y hace el 1-0. Prácticamente un minuto más tarde llegaba el segundo del Gure, internada de Aldazabal por la izquierda, centra y Esnaola entrando por detrás remacha en el segundo poste, 2-0.

Con estos dos goles, el Gure serenó el juego y comenzaba a llegar arriba con más claridad y precisión. En el minuto 34, manos claras dentro del área visitante que el colegiado no las señala y dos minutos más tarde, jugada de ataque local que no finaliza por muy poco dentro de la portería, sacando finalmente un defensor cerca del segundo poste. El colegiado, en la parte final de este periodo, sacó a los beratarras cuatro tarjetas sin merecerlas. Al descanso se fueron con el 2-0 en el marcador.

Gol de la puntilla

El Gure tenía una buena ventaja en el marcador y pronto llegó el que parecía ser el gol de la puntilla. Minuto 4, balón que roba Aldazabal en el centro del campo, mete arriba sobre Rubén, que les hace el sombrero a la zaga, dejándole a Moreno en buena posición, pero el delantero está un poco lento y le roban los contrarios, llegándole el esférico a Esnaola que sentencia junto al poste, 3-0. Dos minutos más tarde, el árbitro hace que el Mutriku se meta en el partido, al señalar un inexistente penalti al borde del área, cuando la defensa saca el balón limpio, jugada que supuso el 3-1. Si está jugada le perjudicó a los de Bera, peor se quedaron estos en el minuto 15, cuando le saca a Moreno una merecida segunda cartulina amarilla, al igual que la primera, dejando a su equipo incomprensiblemente en inferioridad numérica.

Aunque había colchón en el marcador, todavía quedaba media hora. En el 17, el Gure defiende mal un saque de esquina y el remate de cabeza sale fuera por poco. Dos minutos más tarde, falta visitante en el lateral izquierdo cercano al centro del campo, la saca Pinatxo y Rubén de cabeza marca un tranquilizador gol, 4-1.

El Mutriku se fue con todo arriba, metiendo a todos sus rivales en la parcela local. El conjunto de Javier Escagües se defendía bien, pero el balón estaba siempre en terreno local, con el consiguiente riesgo. En un robo de balón en el minuto 27, el Gure realiza una bonita jugada por la banda izquierda y el centro lo remata Mortxi de cabeza fuera. Había jugadas en las que a los de casa les costaba sacar el balón de las proximidades del área. En una de esas, en un fallo en cadena, un delantero encara a Txanke y en el uno contra uno se impuso el cancerbero, rechazando a córner. Los visitantes buscaban el gol, pero éste no llegó y los de Bera se hicieron con tres buenos puntos, que les hace seguir creyendo en obtener una de las dos plazas de ascenso.

La próxima jornada se desplaza a Azkoitia para enfrentarse al segundo clasificado, el Anaitasuna, equipo que solamente ha perdido un partido en casa, que fue ante el líder Lazkao.

Alineación: Txanke, Arozena, Gwendal (Bittor m86), Errandonea (Arraztoa m88), Pinatxo, Eskudero (Joel m86), Esnaola, Mortxi (Oses m77), Rubén, Moreno y Aldazabal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos