Hierro de Bizkaia para Urdazubi

Representación de la llegada del mineral y del trato entre el Abad y los benaqueros.
Representación de la llegada del mineral y del trato entre el Abad y los benaqueros. / A.D.C.

En el Día del Hierro se volvió a representar la llegada del mineral en carros

ALICIA DEL CASTILLO URDAZUBI.

El paso lento pero seguro de los bueyes arrastrando un carro cargado de mineral de hierro hasta las puertas del Monasterio de San Salvador de Urdazubi volvió ayer a verse en la localidad navarra en una nueva edición del Día del Hierro. Como hace siglos, el Abad del Monasterio tuvo que negociar con los benaqueros de Plentzia, esta vez bajo la lluvia, para acordar un justo precio por el mineral con el que abastecer a las ferrerías locales. El trato quedó sellado, tras comprobar los ferrones la calidad del mineral, con 18 monedas de oro y 150 rezos. A la representación de ayer a mediodía a las puertas de la Iglesia del Monasterio, asistieron visitantes y turistas, curiosos por conocer la que fue una parte importante de la historia de la localidad.

Con esta fiesta se rememora la vinculación con el hierro, cuya industria tradicional se desarrolló desde el siglo XII hasta el XIX. Anualmente, en agosto, desde el siglo XVI hasta el XVIII, llegaban hasta 10.000 quintales de hierro procedentes de Bizkaia para surtir las dos ferrerías del municipio. El suministro del mineral desde Bizkaia a Urdazubi por el puerto de San Juan de Luz se documenta desde la Edad Media. El mineral, sacado de Somorrostro, se convertía en una preciada mercancía que partía en barco desde Portugalete. Tras navegar de cabo a cabo, en lo que se denomina el cabotaje del hierro, llegaba hasta San Juan de Luz. Desde ese punto, el mineral se trasladaba a gabarras para remontar el río hasta Askain y desde esa localidad se hacía la última parte del recorrido hasta Urdazubi en un carro tirado por bueyes.

Este último tramo fue el que se representó ayer, desde el caserío de Axular hasta la Plaza de Urdazubi. Fue el acto central de una jornada en la que, además, se instaló un mercado de artesanía en la Plaza y los niños pudieron disfrutar con castillos hinchables, barcos y juegos. Además, a lo largo de la mañana, se pudo ver una exhibición de forja a cargo de los Hermanos Brun.

La edad de Hierro

Tras la representación se inauguró la exposición fotográfica 'La edad de Hierro' en la Casa de Cultura. Se trata del fruto del trabajo durante un trienio de José M. Salgado, fotoperiodista, dentro del área geográfica del valle del río Eo (vertientes gallega y asturiana) en busca de los últimos 'ferreiros' (herreros).

El mundo de la labranza del hierro en el área fronteriza galaico-asturiana ha dotado de una personalidad propia a estas tierras durante siglos. Este ensayo fotográfico lleva a conocer a las gentes del hierro, a los mayores, a los trabajadores en activo y a las nuevas incorporaciones que dan aliento a una profesión milenaria.

Fotos

Vídeos