El Gure Txokoa no se ahoga en Beraun y vence 2-4 al Orereta Kafe

El conjunto beratarra está notando la incorporación de Eloy. / TELLETXEA
El conjunto beratarra está notando la incorporación de Eloy. / TELLETXEA

La segunda parte se disputó bajo una fuerte tormenta y tromba de agua

TELLETXEA BERA.

El sábado comenzaba la segunda vuelta de la fase clasificatoria del primer grupo de la Primera Regional, y los de Bera se desplazaron a Beraun para medirse al Orereta Kafe, equipo que en la inauguración de la temporada se llevaba un punto de Matzada al empatar a tres goles.

Tercera victoria consecutiva de los de Javier Escagües y la última, ante el conjunto que les perseguía en la clasificación, lo que les permite abrir más hueco de cara a clasificarse para la fase de ascenso. El Gure comenzó mandando en el partido, con un ordenado centro del campo, que les permitía combinar con los de arriba y así acercarse a las proximidades de la portería contraria. Los delanteros a su vez, con la presión que ejercían, no dejaban salir a los locales, teniendo éstos serios problemas para pisar la parcela beratarra. En el minuto 16, en una de esas presiones, Rubén pugna con un contrario, se lleva el esférico y su centro es rematado por Gwendal de cabeza en el segundo palo al fondo de la portería, estableciendo el 0-1. Cuando se llegaba al ecuador de la segunda parte, minuto 22, la defensa del Gure no está contundente y un delantero se va de dos contrarios en la línea de fondo, centra y el remate de cabeza desde el borde del área pequeña, termina dentro de la portería de Txanke, 1-1. Un minuto más tarde, el peligro estuvo en el área local, cuando el balón le llega a Rubén dentro del área y su remate sale por encima del larguero. El colegiado perjudicó con su decisión al Gure en el minuto 29, cuando éstos mandan un balón arriba sobre Gwendal que se queda solo y remata a puerta marcando, pero el gol no valió al ser anulado injustamente por el árbitro señalando fuera de juego, cuando no lo era, ya que salió por detrás y gracias a su velocidad se plantó solo ante el portero. El equipo que más se aproximaba al área rival era el Gure, mientras que Txanke pasaba desapercibido. Los visitantes pudieron romper la igualdad en el marcador en el minuto 37. Centro de Eloy, que está dando mucha seguridad en el centro del campo al Gure, y el remate de cabeza de Eskudero sale por encima del larguero, llegándose al descanso con el empate a uno.

Tromba de agua

El cielo se iba encapotando y comenzaron a verse los primeros rayos cuando saltaron al terreno de juego los jugadores. La oscuridad era manifiesta y los truenos, junto a la borrasca, mermaban la visibilidad. Para el minuto 5, se le puso cuesta arriba al Gure el partido, después de un fallo de la zaga en las marcas y un delantero ante Txanke aprovecha para adelantar al Orereta en el marcador, 2-1. La tormenta parecía que venía sobre el Gure, pero no fue así, supieron reaccionar y dos minutos más tarde empataba el partido. Eloy disputa con sus contrarios en la línea de fondo, está más fuerte el jugador de Doneztebe que sus rivales, centra y Eskudero en el segundo poste de cabeza marca el 2-2. El Gure siguió mandando en el juego y era más fácil que se moviera el casillero visitante que el local. En el minuto 19, se vio la mejor jugada de los de Bera. Eloy recupera un balón en el centro del campo, ve a Gwendal desmarcado y le mete un buen pase en profundidad, éste controla y se interna, y viendo la posición de Esnaola, le envía dentro del área ante el portero, pero se anticipa e impide el remate un defensa que despeja a córner. Se saca éste y después de tres toques dentro del área no culminan. En jugada similar, en el minuto 25, el que recupera es Gwendal, cede a Aldazabal y éste prolonga sobre Eloy, quien controla y desde el borde del área lanza un fuerte pepinazo y adelanta al Gure 2-3. El partido se estaba jugando sobre un encharcado terreno de juego, incluso daba la sensación que el colegiado pudiera parar el partido, por la cantidad de agua que caía. Después del gol visitante, hubo dos acciones seguidas de fuertes entradas por parte local, sin que el colegiado supiera cortar. Parecía que se iba a endurecer el partido, pero todo finalizó ahí. Ya en la parte final del partido, minuto 44, el árbitro volvió a equivocarse en el señalamiento de un fuera de juego.

El Orereta arriesgó jugando adelantado en busca de mejorar el resultado. Los de Bera recuperan un balón en el centro del campo, meten sobre Riopedre y cuando se había quedado solo ante el portero, el colegiado señala otro injusto fuera de juego. En el minuto 47, Aldazabal viendo la posición adelantada del cancerbero, dispara a puerta desde los tres cuartos y marca un extraordinario y tranquilizador gol, 2-4. El árbitro siguió dando más minutos al partido, sin motivo alguno, porque solamente hubo sustituciones y en el minuto 51, el Gure pudo hacer la manita, cuando Eloy deja un balón de oro sobre Riopedre, este en el uno contra uno con el portero, no sentencia al rechazar éste con el pie el remate a puerta.

Importante victoria de los de Bera, que dará mucha moral al equipo de cara a los próximos compromisos y que será el 18-19, ante el Beti Ona, ya que este fin de semana les toca descansar.

Alineación: Txanke, Jon, Bittor (Alvaro), Arraztoa, Pinatxo, Eskudero, Lazkanotegi (Aldazabal), Eloy, Rubén, Esnaola (Olaziregi) y Gwendal (Riopedre).

Más

Fotos

Vídeos