El encalado de Dorrea desconcierta a los vecinos de Irurita

Obras. El encalado en esta fase de las obras ha llamado la atención de los vecinos /  A.D.C.
Obras. El encalado en esta fase de las obras ha llamado la atención de los vecinos / A.D.C.

Según el arquitecto de Príncipe de Viana, así recupera su aspecto original

ALICIA DEL CASTILLO BAZTAN.

Dorrea o Jauregizarrea es uno de los palacios de Cabo de Armería más antiguos de Navarra, probablemente el más antiguo que existe en el Valle de Baztan. Con muchos problemas en su estructura, con grietas visibles y un estado que había empeorado considerablemente en los últimos años, el ayuntamiento de Baztan lo adquirió, con la intención de llevar a cabo su restauración. Tras la consiguiente petición de ayudas al Gobierno de Navarra, estas al fin llegaron y las obras comenzaron a realizarse a cabo. Los responsables del proyecto, como en otros edificios similares a este, son los técnicos de patrimonio arquitectónico de Príncipe de Viana, del Gobierno de Navarra.

Sin embargo, ahora que las obras van bastante adelantadas, los vecinos de la localidad se han mostrado desconcertados, porque no reconocen la torre que han visto toda su vida. Ha sido la fase de encalado de sus paredes exteriores, la que ha llamado la atención.

Era así en origen

Desde Príncipe de Viana han explicado que el encalado estaba incluido en el proyecto porque así es como era en origen. Si se observa la piedra es de mampostería y muy disgregada. Al parecer la torre fue reconstruida con muy pocos medios y no hay que olvidar que fue desmochada la tercera planta y el patín (escalera lateral cubierta con un tejadillo) que es lo último que se le añadió con piedra de muy mala calidad. Por eso contaba con un revestimiento de cal que puede apreciarse en algunas partes y sin el que no se habría mantenido tanto tiempo en pie.

El Gobierno de Navarra ya realizó una primera fase de consolidación por el deterioro de la torre. Se tuvo que instalar un andamiaje estabilizador porque se iba a hundir. En una segunda fase siguió la consolidación y se inició la rehabilitación, de lo que se encargó Construcciones Leache, con más de 40 años de experiencia en restauración del patrimonio. El edificio, de planta baja y tres alturas, es uno de los palacios más antiguos del Valle de Baztan y de Navarra, pues en Cédula Real de 1496 de los reyes Juan de Labrit y Catalina, ya figuraba como una de las 'doce casas antiguas de este reino'.

Ante la alarma entre los vecinos, también los servicios municipales de Urbanismo de Baztan se pusieron en contacto con los responsables del proyecto, con los técnicos de patrimonio arquitectónico de Príncipe de Viana, que les explicaron que la intervención se está realizando de acuerdo a los estudios históricos y artísticos previos.

No hay que olvidar que Dorrea es un bien cultural protegido y Príncipe de Viana es la institución que se está encargando de su reforma y rehabilitación. El edificio es de titularidad municipal y el responsable de proyecto es Príncipe de Viana; de hecho, toda la actuación la está financiando el Gobierno de Navarra. Tras la reforma quedaría como edificio exento, como una pieza museística dado que cualquier otro planteamiento supondría una importante afección para el edificio.

Más

Fotos

Vídeos