Elizondo acoge este fin de semana el XXX Concurso de Ganado Pirenaico

Barazabal, Aranguren, Iriarte y Ramírez, en la presentación de ayer. / A.D.C.

El sábado habrá exhibición y calificación comentada de ganado y el domingo se entregarán los premios

ALICIA DEL CASTILLOBAZTAN.

Elizondo se prepara para acoger una nueva edición, que será la número 30, del concurso subasta nacional de ganado selecto de vacuno pirenaico este fin de semana. Aunque casi todas las actividades se han programado para el sábado y el domingo, el viernes por la tarde el ganado ya podrá acceder al recinto desde las 15.00 horas. Además, desde ayer y hasta el domingo se puede realizar una Ruta para disfrutar de pintxos, caldos y 'bustis' en los que la carne de vacuno pirenaico es la protagonista.

Programa

Programa
El sábado serán las rondas calificadoras y habrá exhibición y calificación comentada por la tarde. El domingo se entregarán los premios y se celebrará la subasta.
Ruta gastronómica
Durante toda la semana en 12 bares se podrán degustar pintxos, caldos y 'bustis' elaborados con carne de vacuno pirenaica.

El sábado a las 9.30 horas comenzarán las rondas calificadoras de ganado. Entre las 10.00 y las 14.00 horas y las 17.00 y las 20.00 horas se desarrollará la Feria de Artesanía y Agroalimentaria del Valle de Baztan y a partir de las 17.30, comenzará la exhibición y calificación comentada de ganado.

El domingo de 9.00 a 12.00 horas tendrá lugar la exhibición de ganado. Además, de 10.00 a 14.00 horas continuará la Feria de Artesanía y Agroalimentaria. A las 11.30 se podrá degustar 'Ternera de Navarra' y queso 'Kortariko'. A las 12.30 se llevará a cabo la subasta de ganado y media hora más tarde se entregarán los premios y trofeos. También a partir de las 13.00 se entregarán los tres premios del I concurso fotográfico 'La raza vacuna pirenaica'.

Ayer, en Arizkunenea, la casa de cultura de Baztan, presentaban la cita de este año los ganaderos Fermín Barazabal y Jokin Ramirez, acompañados por el concejal del Ayuntamiento de Baztan Juan Cruz Iriarte y de Patxi Aranguren, de Aspina, una de las asociaciones de ganaderos que apuestan por la raza pirenaica.

En la Ruta de pintxos, caldos y bustis participan los bares Lorentxo, de Olabe; Urgain, de Oronoz-Mugairi; Olari, de Irurita; Casino, Futbolín, Goiz-Alde, Karrika, Mendi y Sobrino, de Elizondo; Elbeteko Ostatua de Elbete y Bixta-Eder, Uxoa y Asador Ordoki, de Arizkun.

La importancia de esta raza

Aranguren, secretario de Aspina-Conaspi, recordaba que con estos certámenes pretenten «mostrar cómo es esta raza autóctona, como se está trabajando con ella en mejora genética para mejorar aquellos índices productivos que interesan a los ganaderos, carniceros y consumidores».

Señalaba que para defender a las razas autóctonas, como la pirenaica, «hay razones genéticas, productivas, razones científicas y culturales». Y hablaba de las cualidades que las hacen idóneas para su utilziación en los ecosistemas donde se han formado, como «gran rusticidad por su prefecta adaptación al medio natural de la zona; un valor ecológico y medioambiental, ya que contribuye a rentabilizar el pasto y matiene diversos ecosistemas; ayudan a fijar la población rural; se realiza un uso sostenible de recursos genéticos y agroambientales, tiene además una gran calidad». La presencia de estas razas se considera «un factor clave para la sostenibilidad del medio natural de cara a las futuras generaciones, convirtiéndose en un elemento vertebrador del desarrollo rural, gracias tanto a su papel socioeconómico y medioambientas como a la calidad de sus producciones».

Fotos

Vídeos