ELA y CC OO condenan las amenazas a un guarda forestal en Bertiz

Los cazadores estaban en Bertiz, Parque Natural. /  A.D.C.
Los cazadores estaban en Bertiz, Parque Natural. / A.D.C.

El cazador furtivo fue detenido por la Policía Foral

A.D.C. BERTIZARANA.

Los sindicatos ELA y CC OO han condenado las amenazas de un cazador furtivo a un Guarda Forestal en Bertiz.

ELA ha exigido medidas «urgentes y eficaces» para evitar las agresiones al colectivo de Guarderío Forestal del Gobierno de Navarra y ha reclamado, con este mismo fin, un aumento de plantilla y de formación, y el reconocimiento de la peligrosidad en el puesto de trabajo. ELA ha recordado que el fin de semana tuvo lugar «una agresión» a un trabajador del Guarderío Forestal.

«En esta ocasión, el guarda forestal en el desarrollo de su trabajo, que incluye multitud de actuaciones, fue encañonado y amenazado en el Parque Natural de Bertiz por un cazador furtivo. Como consecuencia de este hecho, la Policía Foral detuvo al agresor». ELA ha explicado que «siempre» ha pedido que se identifiquen los problemas del colectivo y ha planteado que «la situación principal que hay que corregir es la falta de personal, que impide que se pongan en práctica los protocolos que se están creando desde el departamento de Desarrollo Rural». Asimismo, ELA ha señalado que «la tasa de eventualidad del colectivo y la escasez de personal contribuyen a que estas situaciones se produzcan»

CC OO por su parte ha censurado, «una vez más, que el personal del Guarderío se encuentra indefenso ante estas situaciones que, aunque pueden producirse y se producen durante el desarrollo de su trabajo diario, no se previenen suficientemente». CC OO ha criticado que por parte del departamento de Medio Ambiente del Gobierno foral «no se cumple la planificación preventiva, que recoge la necesidad de trabajar en parejas con el argumento de que no hay personal suficiente».

«Constatamos que efectivamente no existe personal suficiente para cubrir los turnos y por ello repetimos nuestra demanda de ampliación urgente de la plantilla para cubrir, al menos, los servicios mínimos necesarios», ha indicado.

Según el sindicato, «otro problema añadido es que no existen ni protocolos de actuación ni instrucciones de la Jefatura». «Tampoco se realiza, por parte de la Administración, la formación suficiente y adecuada para el desarrollo del conjunto de las tareas que el Guarderío Forestal tiene encomendadas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos