Concurrida Feria de otoño en Elizondo

Unas 400 cabezas de ganado se pudieron ver ayer en la plaza del Mercado de Elizondo. Los tratantes no faltaron a la cita para la venta. /  FOTOS A.D.C.
Unas 400 cabezas de ganado se pudieron ver ayer en la plaza del Mercado de Elizondo. Los tratantes no faltaron a la cita para la venta. / FOTOS A.D.C.

Hoy se celebrará la segunda jornada de la feria, en la que algunos precios suelen bajar

A.D.C. BAZTAN.

A pesar del cambio de tiempo anunciado, la mañana aguantó y cientos de personas de toda la comarca se acercaron a la Feria de otoño de Elizondo, que ayer celebraba la primera de sus jornadas.

En total, más de 400 cabezas de ganado se pudieron ver en la plaza del Mercado y hubo «unos 200 puestos, alguno más que en años anteriores, ya que tras la remodelación de la plaza de los Fueros hay más sitio y hemos conseguido meter una fila más», explicaban los kargodunes que ayer recorrían los puestos ambulantes para comprobar los pagos. Quienes se acercan para vender en la feria abonan al pueblo de Elizondo 20 euros por metro lineal y la mayoría opta por quedarse los dos días. Hoy, si se cumple la tradición de la conocida como 'atso ferie' (algo así como feria de mujeres) la oferta será algo más barata.

Exhibición de ganado

Las dos jornadas de feria suponen una buena fuente de ingresos

Hasta 400 cabezas de ganado se pudieron ver en la plaza de Mercado. Hace unos años, la muestra era de apenas una veintena. Se trataba del ganado vacuno con el que acudían los tratantes de la zona para su venta. Pero desde hace ya varios años, gracias al impulso que se dio desde el pueblo de Elizondo y sobre todo gracias a que los ganaderos del Valle de Baztan se involucraron en la jornada, muchos de estos últimos acuden con sus animales para mostrarlos en la feria.

Los animales suelen pasar la noche en los prados de la cercana Elbete y durante la mañana de ayer fueron entrando en la plaza de Elizondo. En total, unos 400, de los que unos 100 fueron caballos, burros y ponies; 250 ovejas de raza latxa, tanto burugorri (cara rubia) o burubeltzl (cara negra), además de unas 20 vacas y por primera vez, unas 30 cabras que ayer llamaron la atención de los asistentes. En la cercana plaza de juego a largo quedó instalada la exhibición y venta de maquinaria agrícola. Los ganaderos pudieron probar los útiles y vehículos para conocer mejor sus características.

Más de 200 puestos

En los puestos ambulantes no faltaron las ofertas de todo tipo, gastronómica, textil... Se pudieron comprar los clásicos ajos y calcetines, además de ropa del hogar, moda y complementos. Los artesanos también expusieron sus trabajos, sobre todo de joyería y bisutería. No hay que olvidar que para la localidad la celebración de estos dos días de feria supone una buena fuente de ingresos, la mayor después de las aportaciones anuales de los vecinos. Las dos jornadas suelen dejar más de 20.000 euros a la localidad. Durante toda la mañana la música de la trikitixa amenizó las calles de Elizondo.

Tras la comida, que suele se típica con alubias o garbanzos y paloma, muchos se quisieron acercar al frontón Baztan donde Iker Vicente y Josean Etxeberria se jugaban 1.000 euros contra Donato Larretxea y Ángel Arrospide ante seis kanaerdikos y seis troncos de 60 pulgadas.

Muchos vecinos de la comarca repetirán hoy por la mañana la cita. La siguiente será la de Doneztebe, el 17 de noviembre.

Fotos

Vídeos