La cantidad de precipitación aumentó los caudales sin llegar al nivel de alerta

El río Galbaraialde crecido ayer en Doneztebe. / A.D.C.
El río Galbaraialde crecido ayer en Doneztebe. / A.D.C.

Se activaron los niveles de prealerta del río Baztan-Bidasoa, pero la situación no fue a peor

A.D.C. BAZTAN-BORTZIRIAK.

Tras las intensas lluvias de la noche del lunes al martes, los vecinos de la comarca miraron durante toda la mañana a los ríos, preocupados por el crecimiento de los caudales.

A las constantes lluvias que habían precipitado estos últimos cuatro días sobre la zona norte de Navarra, en especial el lunes y ayer martes, se unía el deshielo de la nieve que aún quedaba acumulada en zonas altas. Todo originaba ese importante incremento de caudal. De hecho hubo precipitaciones acumuladas de hasta 87,2 l/m2 en Arizkun, por ejemplo. Y aunque la lluvia a penas dio tregua durante toda la jornada, dejó de ser intensa para quedarse en muchos momentos en un ligero sirimiri, lo que hizo que no se alcanzasen niveles preocupantes. El Servicio de Protección Civil realizó un seguimiento constante de la evolución de los ríos al objeto de prevenir cualquier situación que pudiese poner en riesgo a la ciudadanía.

En cuanto al río Baztan, denominación que recibe el Bidasoa en su tramo inicial, su situación era estable para el mediodía según los datos medidos en las estaciones de Oharriz y Erratzu. La estación de aforo del río Bidasoa situada en Legasa registraba un nivel de 3,20 metros con tendencia a aumentar, frente a los 2,48 metros medidos a las 20 horas del lunes. Su nivel de seguimiento se encuentra en 2,50 metros, y los de prealerta y alerta en 4 y 4,60 metros, respectivamente. Su caudal llegó a ser de 125 metros cúbicos por segundo, cuando a primeras horas de la noche pasada era de 90,60.

La predicción meteorológica apunta a una remisión de las precipitaciones, predicción que se está cumpliendo, limitándose a las partes altas de la divisoria de aguas cantábrico/mediterránea. Con esta situación las puntas en las partes altas de los cuatro ríos indicados ya están estabilizadas.

Hasta la tarde no se había registrado ningún incidente reseñable consecuencia del incremento del caudal de los ríos. No obstante se recomienda circular por las carreteras de Navarra con precaución por la posible aparición de balsas, no vadear cursos de agua en pistas, así como no acercarse a las riberas de los ríos y mantener precaución en puentes y cercanías de los ríos.

Charla

Precisamente hoy en el Herrigune de Doneztebe, a las 19.00 horas, se presentará el plan sobre inundaciones preparado por el Gobierno de Navarra y el ayuntamiento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos