El buen tiempo anima la Feria en Doneztebe

La Plaza del Mercado congregó a buen número de personas al mediodía.
/A.D.C.
La Plaza del Mercado congregó a buen número de personas al mediodía. / A.D.C.

Las gallinas de Euskal Oiloa se sumaron a la oferta ganadera en la Plaza del Mercado

A.D.C. BAZTAN.

La jornada soleada animó ayer a cientos de personas de toda la comarca a acudir a las Ferias de Otoño de Doneztebe. La primera cita de la mañana, como es tradición, se centró en la Plaza del Mercado donde no faltaron, con sus vacas y terneros, los tratantes de la comarca, Pedro José Martín 'el francés' y Victor Mendiburu. La jornada de Ferias no es como la de antaño, donde se cerraban muchos tratos de compra de ganado, pero siempre hay quien, al ver los animales, se anima. A ellos se sumaron ganaderos que aportaron sobre todo, caballar, con una buena muestra de distintos ejemplares y razas. Incluso se pudo ver cómo se herraba un caballo. Y por primera vez en Doneztebe, otro punto de atención fueron las gallinas de Euskal Oiloa.

Rubén Sanz, de 39 años y natural de Larraga explicaba que habían acudido a la feria con una monográfica de Euskal Oiloak, «para dar a conocer la gallina de caserío, que ha estado a punto de extinguirse». Pertenece a la Asociación Eoalak, que cuenta con 35 socios sólo en Navarra. «En total seremos unos 120, de Gipuzkoa, pero también de Francia, Palencia, Canadá o Irlanda». La Asociación se creó allá por 2006. «Hacemos exhibiciones internacionales. La más importante será en Gallarta los días 15, 16 y 17 de diciembre». El año pasado acudieron con unos 2.500 animales. «Lo que pretendemos es sobre todo dar a conocer, promocionar la raza en sí. Aunque todo es de exposición, también es posible la venta».

La jornada de Ferias supone una buena fuente de ingresos para el ayuntamiento

Ayer, muchos baserritarras se quedaban mirando las diferentes clases de gallinas, quizá recordando otros tiempos en los que en prácticamente todos los caseríos tenían gallinas para huevos y para comer. «Si alguien quiere comprarlas se puede poner en contacto con nuestra asociación, con Eoalak, a través de nuestro correo electrónico», explicaban. «Es una raza de buenas ponedoras, pero además, son buenas por su carne». Acudieron a Doneztebe con unos 40 animales. «Hemos traído de los cinco colores; beltza, lepo soila (que además de no tener plumas en el cuello tiene un poco más de carne), zilarra, gorria y marradune. Nos ha faltado por traer euskal antzara».

Junto a la Plaza del Mercado no faltó la exposición y venta de tractores y demás maquinaria agrícola. En el resto de las calles decenas de puestos ambulantes ofrecían todo tipo de género. No faltaban los ajos, los paraguas ni los calcetines, típicos de ferias, pero también había buena oferta de productos gastronómicos como queso, miel, frutos secos, dulces... o ropa, calzado, bolsos y hasta juguetes. La jornada supone una buena fuente de ingresos para la localidad. Se cobraba 12 euros en metro lineal y 10 en el frontón. Muchos se quedaron en la localidad para disfrutar de una comida con el típico menú de Ferias en el que no faltan los garbanzos o alubias rojas y la paloma y por la tarde la cita estuvo en el frontón Ezkurra, donde se disputó la final del Campeonato de Primera de Aizkolaris navarros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos