Baztandarren Biltzarra bajo el sol

Todos los detalles, hasta el gallinero, un antiguo programa y las entradas originales, en la carroza de Cine Maitena.
Todos los detalles, hasta el gallinero, un antiguo programa y las entradas originales, en la carroza de Cine Maitena. / FOTOS A.D.C.

Miles de personas visitaron ayer Elizondo en la fiesta de unión del Valle. Otro año más, el acto central fue el desfile de carrozas que contaron retazos de la historia local

ALICIA DEL CASTILLO BAZTAN.

Antes de que comenzara el desfile de carrozas del Baztandarren Biltzarra ayer en Elizondo, los miles de visitantes buscaban cualquier lugar a la sombra desde el que poder aguantar el intenso calor de las horas centrales del día. Este año portaban las banderas del Valle, de Navarra y la Ikurriña, los miembros de Basaizea (la sociedad cultural de Baigorri, que organiza el Nafarroaren Eguna) Grazi Etxebere, Bixente Bidegain y Kaiet Lapeyrade, y los de Baztandarren Biltzarra Elkartea, Mikel Iriarte, Maider Sobrino y Lorea Atxa. Como siempre, los sonidos de los joaldunak de Ituren anunciaban el comienzo del desfile y tras ellos, las bandera, dantzaris de Baztan Ikastola, los txistularis de Baztan, Baztango dantzariak y gaiteros.

Destacaron algunas carrozas, por lo elaborado y por la temática. La ganadora, con 56 puntos, fue la de Ziga, que presentó el antiguo cine elizondarra Maitena, con sus asientos, el gallinero, la pantalla e incluso un antiguo proyector. Entregaban a los visitantes un programa de 1967 e incluso, las entradas originales al cine.

Gustó mucho la carroza de Gar-tzain, que con 55 puntos consiguió el segundo puesto. Enseñó, por medio de varias carrozas, todo el proceso de elaboración de buruzariak o cestos. Tercera fue la carroza de Berroeta, con 38 puntos, que recordó el duro trabajo de hacer las hierbas a la vieja usanza. Sacaron diversos aperos, afilaron los útiles y crearon una gran meta a lo largo del recorrido.

Además, Almandoz recordó la inauguración de los túneles de Belate y Almandoz hace veinte años; Amaiur, la historia del Palacio Cabo de Armería Borda, que ha pasado por distintas manos, franceses en la guerra de convención, cuartel de la guardia Civil y hotel. Los vecinos se preguntaban cuándo sería del pueblo, por ejemplo, para sus ancianos. Aniz habló del auzolan y de 'pinterdia', la media pinta de vino que se les daba a los participantes.

Antiguas escuelas

Berroeta recordó el duro trabajo de hacer las hierbas a la vieja usanza; Azpilkueta mostró la forma de hacer las conservas y Erratzu recordó el día de San Martín, especial para los vecinos porque era la hora de pago, aunque para algunos significaba tener que buscar una nueva casa donde trabajar. Arizkun explicó que contaba con tres escuelas y que en 1975, con la muerte de Franco, el profesor les mandó a todos a casa; Oronoz recordó la escuela de los Maristas de Oronoz en los años 40; Arraioz quiso homenajear a todas las mujeres que tuvieron que emigrar para trabajar como criadas entre los años 1940 y 1975; Irurita representó un zikiro jate; Lekaroz mostró una representación del lavadero de Tellari, donde se reunían las mujeres; Elbete enseñó como fue el bautizo en el año 1900 del primogénito del Palacio de Jarola y de cómo los vecinos tuvieron que elaborar patxaran para el evento; y la carroza de Sagatsak y Belatzak, de Elizondo, recordó a los represaliados que trabajaron realizando carreteras en la zona.

Tras bailar las mutildantzas, más de 1.400 personas se reunieron en la comida popular.

Temas

Jaiak

Fotos

Vídeos