Una red para agrupar a los Espacios naturales y singulares de Navarra

Embalses de Leurtza, en Malerreka. / A.D.C.

Este patrimonio comprende más de un 25% de la superficie de la Comunidad foral

ALICIA DEL CASTILLO BAZTAN-BORTZIRIAK.

Entidades locales, agencias de desarrollo y gestores del centenar de espacios naturales y singulares que coexisten en Navarra se reunían esta semana en las primeras jornadas de encuentro para crear una red y trabajar en una oferta común que permita a estos espacios diseminados por todo el territorio de la Comunidad Foral convertirse o consolidarse como motor de desarrollo local en el ámbito rural.

En la apertura de las jornadas, impulsadas por el Gobierno de Navarra a través de la agencia de sostenibilidad Lursarea con el objetivo de revitalizar los Espacios Naturales y Singulares, la consejera de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local, Isabel Elizalde, destacaba que «esta red debe ser una herramienta para hacer territorio y desarrollo local, permitiéndonos conservar estos espacios de alto valor ecológico. Se debe configurar como un instrumento de apoyo a las comarcas. Todos estos espacios tienen problemas similares que podremos resolver en conjunto».

En su opinión, estos espacios representan un patrimonio natural «que se ha sabido conservar y mantener gracias al esfuerzo de agentes y entidades locales» y ha abogado por que sean ahora capaces de «crear una red para ofrecer un programa potente, entre espacios diferentes pero complementarios, que contribuya a convertirse en palanca de desarrollo rural y local».

Hay que aprovechar y reactivar las potencialidades que encierran estos espacios -tanto los protegidos formalmente como otros enclaves singulares, y que en su conjunto representan más del 25% de superficie del territorio de la Comunidad Foral. Las jornadas han servido de primer encuentro para todos los Espacios Naturales y Singulares. Celebradas en Pamplona,han reunido a unos 50 técnicos y especialistas.

En Navarra existen dos redes de espacios protegidos que se superponen y complementan: la Red de Espacios Naturales Protegidos de Navarra (RENA), y la red Natura 2000, red creada por la Unión Europea para la conservación de la diversidad biológica. La primera ocupa aproximadamente el 8% del territorio de la Comunidad Foral, y la segunda el 25% con 59 espacios catalogados. La mayoría de los lugares de la RENA pertenecen también a red Natura 2000.

La red incluye también espacios naturales singulares, que tienen un valor tanto para la población local como para los visitantes, ya sea por el paisaje que proyectan, la belleza de sus elementos o sus valores culturales, como por ejemplo, la cascada de Xorroxin, Salinas de Oro o las cuevas de Ikaburua, Mendukilo, o Zugarramurdi. Las mejoras en el servicio público, la incorporación de criterios de gestión de los mismos desde una óptica más integradora, así como el trabajo en red se plantean como fórmulas para consolidar este tipo de espacios en la dinamización territorial. En las sesiones se ha puesto de manifiesto, asimismo, el interés de relacionar físicamente estos espacios a través de redes de camino, sean cañadas, vías verdes, caminos naturales o históricos.

A partir de su creación hace ahora un año la agencia de Territorio y Sostenibilidad-Lursarea y la Dirección General de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio comenzaron a desarrollar, en colaboración con los grupos de acción local, un proyecto que conjugue «la protección del patrimonio natural, la potenciación de la cultura y los modos de vida tradicionales en los espacios naturales y su promoción como instrumentos de actividad y desarrollo en el entorno rural».

Fotos

Vídeos