Abre sus puertas el Hotel Palacio Borda

Jordi Gual, ante el imponente edificio./
Jordi Gual, ante el imponente edificio.

El nuevo establecimiento de Amaiur quiere «reflejar los valores del valle». Se trata de un palacio de cabo de armería del siglo XVII que dispone de 14 habitaciones, tres salones y un restaurante

ALICIA DEL CASTILLOBAZTAN.

Este viernes abría sus puertas el Hotel Palacio Borda de Amaiur, un impresionante edificio, cabo de armería del siglo XVII y declarado Patrimonio Histórico de Navarra.

El acto ha contaba con la presentación del promotor del hotel, Jordi Gual, y de Juan Mari Alemán, exalcalde de Amaiur y aparejador encargado de la rehabilitación de este singular edificio.

El palacio de la familia Borda, reconvertido en hotel, es un cabo de armería del siglo XVII. Dispone de 14 habitaciones dobles, con vistas al Valle de Baztan y al monte Gaztelu. El restaurante tiene capacidad para alojar a 40 comensales que podrán disfrutar de la gastronomía típica de la zona, bar y tres salones (uno por planta) para la celebración de eventos.

«Valores auténticos»

Como explicaba Jordi Gual, este nuevo proyecto persigue «reflejar los valores auténticos del Valle de Baztan contando con trabajadores de la zona, productos locales para el restaurante, y colaborar con los agentes de promoción turística para ofrecer algo más que un alojamiento, que el visitante disfrute de las experiencias que estamos preparando con la amplia oferta turística del Valle y el patrimonio histórico y natural tan atractivo que posee Baztan».

En definitiva, explicaba Gual, «abrimos este hotel, en un enclave privilegiado, Amaiur, en un edificio singular destinado al descanso, a disfrutar de una buena gastronomía y de experiencias únicas».

El hotel mantiene su estructura de palacio de Cabo de Armería, con los sillares rojizos característicos del Baztan, y su carácter señorial con materiales de calidad, donde los detalles tradicionales se mezclan en armonía con muebles modernos y confortables.

Las 14 habitaciones comparten amplitud, buenas vistas del valle y del monte Gaztelu, todas ellas dobles y con grandes baños.

El edificio dispone de 1.412 metros cuadrados repartidos en tres plantas, parking propio y empleará inicialmente a siete trabajadores.

Durante un tiempo fue utilizado como cuartel de la Guardia Civil. Fue puesto en venta hace unos años por la Gerencia de Infraestructuras y Equipamientos de la Seguridad del Estado (Giese).

La venta se realizó por algo más de medio millón de euros, se reconvirtió para su uso turístico y estaba preparado para abrir desde 2015, pero no ha sido hasta ahora, cuando Gual se ha puesto al frente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos