Abierta todo el año la convocatoria para la rehabilitación de viviendas

Las subvenciones son para rehabilitaciones de viviendas con una antigüedad mínima de 25 años. / A.D.C.
Las subvenciones son para rehabilitaciones de viviendas con una antigüedad mínima de 25 años. / A.D.C.

En 2017 se concedieron subvenciones por valor de 18 millones de euros y se reformaron más de 4.000 domicilios

A.D.C. BAZTAN-BORTZIRIAK.

¿Quiere cambiar la caldera de su vivienda? ¿Necesita adaptar el baño, cambiar las ventanas para mejorar el aislamiento térmico y acústico? ¿Está pensando su comunidad de propietarios cambiar la cubierta del edificio? Si la respuesta a alguna de estas preguntas es sí y cumple una serie de requisitos, el Gobierno de Navarra subvencionará su inversión de forma individualizada, sin competir con otras personas y le transferirá el dinero que le haya concedido previamente a los dos o tres meses de finalizar las obras. No es necesario cumplir un plazo de solicitud.

El Gobierno de Navarra mantiene todo el año abierta la convocatoria para la rehabilitación de viviendas, que sean domicilio habitual; las ayudas no tienen una limitación presupuestaria ni concluyen, por lo que no se solicitan en régimen de concurrencia competitiva entre las personas solicitantes. Se conceden todas las ayudas solicitadas, siempre que cumplan los requisitos exigidos.

Requisitos

La convocatoria no hace distinciones entre pequeñas obras domésticas u obras comunitarias de mayor envergadura. Sin embargo, para optar a subvención, la vivienda deberá contar con una antigüedad mínima de 25 años, deberá destinarse a domicilio habitual y permanente de la persona beneficiaria, aunque en el caso de obras destinadas a personas discapacitadas, no es necesario que la vivienda tenga una antigüedad mínima.

Las personas beneficiarias deberán tener ingresos familiares ponderados hasta 3,5 veces IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples, un índice empleado en España como referencia para la concesión de ayudas, subvenciones o el subsidio de desempleo). En el caso de subvenciones a comunidades de propietarios no existe límite máximo de ingresos. Otra condición necesaria es que el presupuesto de la obra debe ascender a un mínimo de 2.000 euros, se mantiene esta reducción aplicada en la campaña de 2017. Hay que recordar que anteriormente el importe mínimo del presupuesto estaba fijado en 6.000 euros. El comienzo de los trabajos no podrá comenzar hasta obtener la calificación provisional del expediente, cuyo trámite se inicia en las Oficinas de Rehabilitación. La persona propietaria de una vivienda arrendada también podrá acceder a las ayudas. La convocatoria también se dirige a las comunidades de propietarios, tanto para la mejora de la envolvente térmica y de los sistemas centrales de calefacción, con el consiguiente ahorro en la factura energética, como en la mejora de la accesibilidad.

El pago de las subvenciones está garantizado por el Gobierno de Navarra y se produce una vez finalizadas las obras, entre dos y tres meses más tarde, siempre y cuando las obras se hayan llevado a cabo conforme con el proyecto inicialmente presentado. En el ejercicio 2017 se abonaron en concepto de subvenciones 11.754.000 euros, a expedientes pendientes de 2016 y los correspondientes al año que se pagaron antes del 31 de diciembre.

Además, y como medida de fomento a la rehabilitación, desde el 1 de enero de 2018 las subvenciones concedidas a las comunidades de vecinos por obras de rehabilitación protegida estarán exentas de tributación, siempre que se atribuyan a sujetos pasivos con rentas inferiores a 30.000 euros. En 2017 se concedieron algo más de 18 millones de euros en subvenciones a la rehabilitación, que se corresponden con la tramitación de 1.121 expedientes que afectaron a 4.128 viviendas, lo que supuso una inversión superior a los 50 millones de euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos