Diario Vasco
Jabier Maia 'Pilloti' adelantó a los locales tras un córner.
Jabier Maia 'Pilloti' adelantó a los locales tras un córner. / TELLETXEA

Al Beti Gazte se le escapan dos puntos en los minutos finales y cuando jugaba contra nueve

  • Empata a dos con el Amaikak Bat y pierde una buena ocasión para salir del descenso

El Beti Gazte no supo amarrar los tres puntos en su enfrentamiento con el Amaikak Bat en Mastegi, después de tener en sus manos la victoria al llevar una ventaja de dos goles en los minutos finales y cuando estaban jugando contra nueve jugadores. Verlo para creerlo.

El partido comenzaba de la forma más torcida para los lesakarras, con un buen desmarque a la espalda del delantero visitante y el central local que llega tarde comete penalti sobre su rival. Es el mismo jugador de Deba el que se encarga de lanzar la pena máxima, Gorka adivina el lado y el lanzador al intentar ajustar demasiado manda el esférico fuera. Primera prueba de fuego que superan los lesakarras y tras los primeros 10 minutos sufriendo y sin dar con la tecla, los gaztetxus reaccionan y comienzan a estar más cómodos en el partido. Poco a poco se va constatando la mejoría, comienzan a dominar el medio campo, consiguiendo jugar más en el campo rival y llegando cada vez más y con más peligro al área contraria. David incordiando permanentemente a los centrales guipuzcoanos y Ordoki con buenas arrancadas, llevaban peligro a la portería rival. Y así iba el partido, cuando en el minuto 25 Ordoki saca un buen córner al segundo palo y 'Pilloti' remata de cabeza para poner el 1-0 en el marcador. De esta manera transcurrió toda la primera parte, dominio en el centro del campo del Beti Gazte, más cómodos y más peligro por parte local y los visitantes que no encontraban la vía hacia la portería contraria.

Recarga de fuerzas

En la segunda parte se reafirman las ideas, se recargan las fuerzas, y se sigue con el plan trazado. Los jugadores del Amaikak Bat intentaban endurecer las disputas utilizando los brazos pero el árbitro les comienza a penalizar con tarjetas. Y en ese toma y daca, le cae un balón a Ordoki en el área escorado y realiza un remate de manera acrobática para superar al portero por encima poniendo el 2-0 en el minuto 60.

Los debatarras, desquiciados, lo iban pagando con las decisiones arbitrales, con cada vez más protestas y más airadas y de esta manera llegaron dos expulsiones en 5 minutos. La primera de ellas en una disputa aérea, el central saca los brazos impactando en el rostro de un contrario costándole la segunda amarilla. Poco después la segunda expulsión llegó también por doble amarilla en otra disputa.

Cuando parecía imposible que los tres puntos se escaparan de Mastegi, donde quitando los primeros 15 minutos los locales habían dominado el encuentro de manera notable, con dos goles de renta y con los visitantes desquiciados y con dos menos, sucedió lo impensable.

Cuando el árbitro ya había dado 4 minutos de prolongación, en el minuto 90 de partido, un envío al espacio que deja al punta mano a mano con el último defensor local, le quiebra y manda el balón a la red de manera sutil 2-1. Y tres minutos después, en el minuto 93, falta lejana que sacan al pico del área cruzado, un jugador atacante que recoge la caída, vuelve a centrar al área y llega el 2-2 al marcador.

Empate con sabor a derrota para el Beti Gazte y a darle la vuelta rápido, ya que la próxima jornada, domingo a las 5 de la tarde, vuelve a tener un partido vital contra un rival directo como el Hondarribia, que lleva dos victorias consecutivas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate