Diario Vasco

Elizondo abre las Ferias de Ganado

Los ganaderos trajeron los caballos, ponies, asnos y ovejas que llegaron a Elizondo a pie desde Elbete.
Los ganaderos trajeron los caballos, ponies, asnos y ovejas que llegaron a Elizondo a pie desde Elbete. / A.D.C.
  • El número de cabezas aumenta gracias a la implicación de los ganaderos locales con la Feria de Otoño

La de ayer fue una mañana de Ferias de Otoño en Elizondo, las primeras con ganado de toda la comarca del Bidasoa, con la niebla como protagonista. Hasta el mediodía no levantó, por lo que el frío se dejaba notar en la visita obligada a la Plaza del Mercado. Poco a poco iban llegando a pie, los ganaderos locales con sus cabezas de ovino y caballar.

Llamaron la atención la cantidad de asnos que aportó el ganadero Laurentx, así como los caballos y las ovejas de raza latxa en sus dos variantes, cara rubia y cara negra. El trabajo conjunto que realizan desde hace años Alcalde jurado, Kargodunes y ganaderos ha hecho que la Feria esté más viva que nunca. Si hace una década tan sólo se acercaban los tratantes para la venta de dos docenas de vacuno, desde hace unos años los ganaderos del Valle participan activamente, algo que agradecen los cientos de visitantes. Como explicaba ayer Mikel Sobrino, Alcalde jurado, «el ganado llega la tarde anterior y pasa la noche en prados de Elbete, así por la mañana, los traen desde allí». La exhibición se completaba ayer con el arrastre de fardos de paja por parte de unos mulos que se traían desde Azparne. Las ventas de ganado estuvieron «bastante tranquilas», al menos a primera hora, como explicaba Pedro José 'el francés', que se acercaba con una decena de vacas y dos terneros. «Las vacas se pueden vender por 1.600 ó 1.800 euros, aunque suben a 2.100 ó 2.300 si son pirenaicas. Y los terneros sueltos, que suelen compara para engorde, en torno a 500 ó 600 euros».

Los Kargodunes recorrían los puestos para cobrar a los vendedores ambulantes. Hasta 230 se podían contabilizar ayer distribuidos por las distintas calles de Elizondo, en torno a la Plaza de los Fueros. «Estamos cobrando a 20 euros el metro lineal y una tercera parte realiza los pagos por el banco, pero no es lo habitual, todavía», explicaban. Las Ferias suponen una fuente de ingresos para la localidad, entre 18.000 y 20.000 euros, aunque hay que descontar unos 3.000 en gastos. No hay que olvidar que para que los ganaderos acudan se les paga los portes del ganado y se les invita a comer.

Las calles de Elizondo estaban ayer al mediodía a rebosar con gente que acudía a 'feriar'. La oferta era amplia, desde los típicos ajos que no pueden faltar en cada edición, hasta los calcetines, paraguas, juguetes, ropa, calzado... y productos agroalimentarios como quesos y los típicos talos. Buscando se podían encontrar algunos tesoros, como las cestas realizadas a mano por una comunidad de mujeres de Senegal, «sin intermediarios, las traigo en el barco». La jornada se completó con partidos de Paxaka en el trinquete Antxitonea.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate