Diario Vasco

Las máquinas comienzan el derribo de la centenaria presa de Endarlatsa

Un momento del derribo, ayer, de la escala lateral de la presa de Endarlatsa.
Un momento del derribo, ayer, de la escala lateral de la presa de Endarlatsa. / A.D.C.
  • Las obras de demolición de la presa de los 50 continuarán durante toda esta semana

Sobre las diez de la mañana una máquina comenzaba a derribar la escala lateral de la centenaria presa de Endarlatsa, junto a la que se sitúa el llamado como Pozo de los 50, un lugar muy conocido por los pescadores de salmón. El objetivo era continuar con los trabajos por la tarde, pero debido a las fuertes lluvias que cayeron la demolición se tuvo que suspender.

Junto a la presa, por la mañana, se dieron cita guardas de Medio Ambiente, técnicos, personal del Gobierno de Navarra... pero ningún pescador. Estos, los pocos que se acercaron ayer a pie de río, prefirieron ver el derribo a cierta distancia y situarse enfrente, al otro lado del río.

La imagen deja patente las diferentes opiniones que se han enfrentado en el proceso de participación. Creen los salmoneros «que llegan tiempos difíciles para el salmón. Los próximos años va a sufrir, porque el río va a cambiar y porque como apenas hay agua en verano, no podrá refugiarse aguas arriba de la presa».

Sin embargo, los técnicos lo tienen claro. Se trata de un proceso de restauración de este cauce y sus riberas en el marco del proyecto europeo Life+ Irekibai. El programa tiene como objetivo «la recuperación del buen estado ecológico de la cuenca, lo que va a favorecer el movimiento piscícola y aumentar la capacidad del hábitat fluvial. Recuperar la conexión de los ríos y garantizar el estado de conservación de los hábitats y especies de interés comunitario». Navarra va a invertir 1,5 millones de euros en la cuenca del Bidasoa hasta 2020, un 60% financiado por la Unión Europea. El presupuesto total asciende a tres millones de euros.