Diario Vasco

Catorce nuevos elementos de arte paleolítico, restos de sílex y nuevas galerías en Alkerdi

Las investigaciones del equipo multidisciplinar de arqueólogos, espeleólogos y geólogos que han trabajado en la cueva de Alkerdi en Urdazubi bajo la dirección de la Sociedad de Ciencias Aranzadi, por encargo de la Dirección General de Cultura, arroja importantes conclusiones.

Por el momento, y a falta de un estudio pormenorizado, se han contabilizado en la cueva de Alkerdi 2 (Urdax) un total de 14 evidencias de arte paleolítico repartidas en tres sectores distintos. El estudio las data en la época Gravetiense (hace 28.000-20.000 años) a juzgar por el estilo del bisonte grabado. Entre ellas, aparecen también las primeras pinturas paleolíticas encontradas en Navarra. Los trabajos han desvelado también otros hitos inéditos hasta la fecha: además del arte rupestre se halla una sala intacta con restos paleolíticos en superficie al pie de las pinturas, en la denominada Galería del Sílex. Y se ha descubierto la unidad geológica del sistema Zelaieta-Ikaburua, la cueva de Alkerdi 2, 3 kilómetros de nuevas galerías y 53 nuevos accesos a cavidades.

Los investigadores realizaron una presentación ayer en el Museo de Navarra, donde aseguraban que «existe una alta probabilidad de que aparezcan nuevas galerías con evidencias de arte rupestre y restos arqueológicos, por lo que el régimen de protección de la zona ante todo tipo de usos se ha de prever más restrictivo».

Representaciones

Las representaciones encontradas son, al menos, dos figuras de animales grabadas (un bisonte y un cuadrúpedo indeterminado), 4 pinturas negras que simulan cérvico-dorsales de animales, sendos signos geométricos pintados en negro (triángulos) y en rojo (rectángulo con trazos paralelos en el interior), líneas aisladas también en ambos colores y series de puntos pintados en rojo. Se trata de las primeras pinturas paleolíticas encontradas en Navarra. Como se sabe, Alkerdi 1 era la única cueva con grabados parietales paleolíticos conocida en la Comunidad Foral de Navarra.

El estudio advierte que la actual explotación de la cantera ha afectado ya las pinturas de cueva de Alkerdi 2, donde se han constatado infiltraciones de todo tipo e incluso actividad sedimentaria de áridos industriales. «La explotación no puede continuar porque supondría la destrucción de la cueva y del arte rupestre».