Unos 2.000 escolares toman parte en actividades en la naturaleza

Escolares participan en una de las jornadas. /  A.D.C.
Escolares participan en una de las jornadas. / A.D.C.

El proyecto educativo-deportivo que impulsa el INDJ se lleva a cabo en Baztan y Bertizarana hasta el día 13

ALICIA DEL CASTILLO BAZTAN-BERTIZARANA.

Unos 2.000 escolares, junto al profesorado de sus centros, están tomando parte este curso en el proyecto educativo-deportivo de actividades impulsado por el Instituto Navarro de Deporte y Juventud (INDJ), y dirigido a alumnos de 3º y 4º curso de la ESO. En esta campaña participan también centros de educación especial, a los que asisten escolares con discapacidades físicas, psíquicas y sensoriales.

El director gerente del UNDJ, Rubén Goñi, visitaba esta semana el programa que se desarrolla desde el pasado 28 de febrero, y que concluirá el próximo 13 de junio en los valles de Baztan y Bertizarana.

El programa se desarrolla en tandas de tres días, en los que los y las participantes practican actividades en contacto directo con la naturaleza como piragua, rafting, hidrospeed, arborismo, tirolinas, vía ferrata o descenso de cañones, y al mismo tiempo trabajan aspectos de sensibilización medioambiental y conocimiento del entorno.

Actividades de referencia

Este programa educativo-deportivo es una de las actividades de referencia para los centros escolares de Navarra que imparten segundo ciclo de la ESO. El programa se propone impulsar la realización de actividades en la naturaleza, mejorando las capacidades físicas y motrices de los y las participantes, al mismo tiempo que se consolidan hábitos de vida saludables. Asimismo se trabaja el desarrollo de valores como el compañerismo, la superación, la inclusión, el respecto y la igualdad de género, en línea con el Plan de Valores en el Deporte que impulsa el Gobierno de Navarra a través del Instituto Navarro de Deporte y Juventud.

El programa permite además conocer la historia, cultura y costumbres de Baztán y Bertirazana, y sus lugares más emblemáticos, así como la geología, flora y fauna de la zona, fomentando el respeto y el cuidado del patrimonio natural y cultural.

En las tandas que se desarrollan en euskera, se trabaja además el uso de esta lengua, facilitando la inmersión lingüística del alumnado participante en el programa, lo que se ve favorecido por el hecho de que en la zona utilizan el euskera de forma habitual tanto la población infantil como la población adulta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos