Diario Vasco

Huída de película en Irun

Huída de película en Irun
  • Un joven buscado por violación en Francia movilizó a cuatro cuerpos policiales distintos hasta que fue detenido tras saltar al río Bidasoa

Un joven de 21 años buscado por violación ha sido detenido por la Guardia Civil, con la colaboración de la Ertzaintza, en la frontera de Irun, cuando intentaba huir de la policía francesa, ha informado el Ministerio del Interior.

El suceso tuvo lugar el pasado martes, cuando el joven, G.K., de nacionalidad congoleña, llegó en tren a la estación de Hendaya procedente de Lisboa.

La policía francesa le pidió la documentación y, tras entregar su carné de identidad, se dio a la fuga en dirección a Gipuzkoa.

Los agentes franceses informaron de la huida de este individuo a un control de la Guardia Civil instalado en el otro lado de la muga, en la localidad de Irun.

Los agentes del Instituto Armado observaron la presencia del fugitivo en el puente de Santiago, el que une los dos países sobre el río Bidasoa, y cuando dieron el alto al sospechoso, éste huyó lanzándose al río.

A la persecución se sumó una patrulla de seguridad ciudadana de la Ertzaintza y otra de paisano, uno de cuyos agentes se introdujo en el río para rescatar al joven, al igual que hizo un cabo de la Guardia Civil.

Una vez en tierra, el sospechoso fue atendido por una ambulancia y finalmente fue entregado a una patrulla del Cuerpo Nacional de Policía, que tramitó su devolución a Francia.

La policía gala determinó finalmente la identidad del hombre, a pesar de que el carné que había entregado era falso y que en la comisaría intentó desfigurarse las huellas digitales mordiéndose las yemas de los dedos de las manos.

Los agentes averiguaron de que se trataba de G.K., un joven congoleño sobre el que pesaban dos requisitorias en el sistema de información de Schengen, una de ellas dictada en junio de 2016 por un tribunal de Perpignan (Francia) por la violación "de una persona vulnerable". La segunda requisitoria se dictó por la fuga del joven de un centro de Bobigny (Francia), en diciembre de 2015.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate