Diario Vasco

Abuso en la máquina de pagar de Renfe

:: JAVIER IRIGOYEN. El pasado día 26 de octubre dejé aparcado mi coche, a las 10.39 de la mañana, en el aparcamiento de la Renfe en Irun. Cuando volví a recogerlo, a las 21.20, no conseguí que la máquina de pagar funcionase correctamente. No aceptaba mi tarjeta de crédito, la pantalla decía que lo había cargado pero se apagaba sin finalizar la operación; así que probé introduciendo un billete de 20 euros (la máquina pedía 13,5 euros). La máquina se tragó el billete, no devolvió los cambios y siguió dejando la operación inconclusa.

Ante esta situación llamamos al interfóno de la máquina... El interlocutor nos decía que no constaba ningún pago, ni el billete ni la tarjeta Visa... Pero sorprendentemente, nos levantó la barrera. ¿Son una ONG o están muy acostumbrados a la situación? El mismo interlocutor nos aseguró que al día siguiente, cuando llegara el jefe del parking, lo miraría y si estaban los 20 euros nos llamaría para devolverlos. Seguía asegurando que la última operación que registraba la máquina era de hacía más de tres cuartos de hora y que en la Visa no había cargado nada.

Cuando llegamos a casa, el importe del parking de 13,50 euros ya estaba señalado y cargado en la Visa. De modo que pagamos 13,50 euros vía Visa, y 20 euros en metálico. Volví a llamar al día siguiente y me dijeron que tardarían unos días hasta que el encargado de la máquina fuese a recoger la recaudación. Volví a llamar dos días después y, de nuevo, largas. A día 2 de noviembre, aún no me habían devuelto los 20 euros que se tragó la máquina del parking.

Esto es un abuso. Me presenté en la comisaría de la Ertzaintza, por consejo del banco de la tarjeta, y allí me dijeron que ellos no podían hacer nada, que reclamase en el Servicio de Atención al Ciudadano. Y así estamos. Inermes ante un abuso intolerable.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate