Diario Vasco

Iñaki Ortiz: «Tengo la teoría de que Nicolas Cage puede mejorar cualquier peli»

Iñaki Ortiz vigilado por un maestro del cine desde los carteles que ya adornan el Festival Internacional de Cine de San Sebastián.
Iñaki Ortiz vigilado por un maestro del cine desde los carteles que ya adornan el Festival Internacional de Cine de San Sebastián. / LUSA
  • Iñaki Ortiz, Cinéfilo doctorado en el Cine Avenida, Es informático, pero suele cambiar los pixeles de la pequeña pantalla por los fotogramas en tamaño grande

Intentemos que esta presentación sea un trailer. El de la película de la vida del irundarra Iñaki Ortiz. La banda sonora corre a cargo de John Williams. Sí, el mismo que hizo la de 'Indiana Jones en busca del arca perdida'. Comenzamos. Un pequeño Iñaki va al Cine Avenida junto a sus amigos, es el día del espectador y no les importa el nombre de la película, solo la inmensidad de las imágenes en esa pantalla. Un poco de drama, que no tenemos chica a la que salvar de ningún apuro; cierran el cine en el que Iñaki ha crecido como espectador. Acude a la última proyección, pero su pasión por el cine continúa. No viaja por el mundo en busca de un tesoro, pero sí a Donostia para descubrir el Festival de Cine. Llega la hora de la acción, no tenemos presupuesto para una bola gigante que persiga a Iñaki, ni para hacer estallar ninguna cueva, pero sí a un Fernando Tejero que enfadado llama 'cutre' a nuestro protagonista. No puede con él. Iñaki no tiene látigo, pero tiene una web en la que escribe críticas de cine. Llegamos al presente para darle un último toque de suspense. Se despliega la alfombra roja del Festival, Iñaki se sienta en una butaca y... 'Próximamente en los mejores cines'.

-Iñaki, después de los créditos, ¿cómo empieza tu película?

-El primer recuerdo que tengo de un cine es muy difuso, pero sé que es en el Cine Bidasoa. Vi algunas películas de dibujos animados allí, 'La Cenicienta' y alguna otra.

-El doctorado en ciencias del espectador dices que lo conseguiste en otra sala...

-Así es. En el desaparecido Cine Avenida. Allí es donde de verdad empecé a disfrutar del cine. Recuerdo que iba con mis amigos los martes, que era el día del espectador, y también los jueves, que echaban una película distinta. Veíamos de todo, bueno y malo. El portero algunas veces nos decía «pero chavales, ¡esta película no es para vosotros!». A lo que nosotros le respondíamos «ya, ya lo sabemos, pero nos gusta venir».

-¿Qué películas permanecen en tu memoria cinematográfica?

-¡Uf! Vimos tantas... Recuerdo la primera, fue 'Masters del Universo'. Pero tampoco se me olvida el día que se estrenó 'Parque Jurásico', la cola doblaba la esquina. Y, por supuesto, la última película que se proyectó en el Avenida...

-Qué paradoja, una comedia para un momento tan triste...

-La verdad es que sí. Una de las más divertidas de Woody Allen para el final del Cine Avenida. 'Celebrity' fue la última proyección de un cine mítico.

-Aquellos maravillosos cines.

-¡Sí! Como el Astoria. También recuerdo ir a Donostia cuando ya era algo más mayor. Me vienen a la memoria dos películas, 'El Fugitivo' y 'Crash', la de Cronenberg. No se me olvida porque creo que éramos, quizá, demasiado jóvenes para verla.

-En esas excursiones a la capital supongo que descubriríais el Zinemaldia.

-Sí, la primera vez fue en el Velódromo. Yo creo que era 1997, si no me falla la memoria, vimos 'The Game'. Nos encantó la experiencia, así que al año siguiente volvimos. Entonces vimos una iraní aburridísima, pero nos alucinaba que grabasen escenas en las que no pasaba nada. En el fondo era hasta divertido. Y más tarde, como buen 'doctorado' fui jurado juvenil.

-¡Ahí sí que se sube nota!

-Desde luego, viendo tantas películas te curtes. Nosotros, además, las veíamos todas. Todo lo que nadie quiere ver, vaya. No como ahora, que se las saltan para comer el bocadillo.

-Cum laude en ciencias del espectador y llega 'Precríticas', ¿verdad?

-Es una web que surgió entre los amigos que íbamos al cine. No teníamos grandes pretensiones, la verdad, pero empezamos a tener cada vez más visitas y a crecer.

-Prejuzgar dicen que está muy feo, ¿de dónde surge la idea?

-Leyendo algunas críticas, teníamos la sensación de que muchas las escribían sin ver la película porque tiraban de tópicos. Así nació la web y así empezamos a hacer 'precríticas'.

-Voy a usar un tópico, las apariencias engañan. ¿Qué película te engañó?

-Me equivoqué algunas veces, pero de las mayores decepciones recuerdo 'La pasión' de Mel Gibson. En 'Precríticas' le puse cinco estrellas y luego me horrorizó.

-¿Defender o criticar? ¿En qué bando te sientes más cómodo?

-Ahora disfruto mucho más defendiendo una película, pero antes reconozco que me servía de terapia dar toda una lista de motivos por los que no me había gustado una peli.

-Eres duro de pelar...

-No me corto, eso es verdad, pero con alguna película española sí que intento no ser tan irónico. Intento hacer una crítica más constructiva.

-Fernando Tejero no debió entender tu ironía, te llamó cutre.

-(Risas) Sí, sí. Tengo pruebas, me lo dijo por Twitter. Estaba viendo la ceremonia de los Oscar e hice un comentario sobre un baile que era algo así como 'esto en los Goya es un baile cutre con Fernando Tejero'. Ni le mencioné, pero al poco él me respondió '¡tú si que eres cutre!'. Y me bloqueó.

-Quizá envidie lo mucho que defiendes a Nicolas Cage, ¿conseguirás que le den el Premio Donostia?

-Nicolas Cage sería la sensación en el Zinemaldia. Los fotógrafos disfrutarían muchísimo con su photocall. Lo vi en Venecia, ese tipo de gente gusta a todos. Soy muy fan de Nicolas Cage, incluso tengo una teoría...

-¿Sobre su pelo?

-¡Las melenas que lleva en algunas pelis son geniales! Pero no. Mi teoría es que cualquier película puede mejorar si le añades a Nicolas Cage.

-Necesito comprobarlo, ¿cuál es tu película favorita?

-'En busca del arca perdida'. Sin duda. Es pura acción, pura aventura. El mejor Spielberg. Puedo verla una y otra vez.

-¿Cage prodría mejorarla?

-¡No! Es redonda. La teoría funciona. Si quieres saber si una película es buena o mala, tienes que pensar si meterías a Cage. ¡No falla!

-¡Deberían haberte contratado de asesor en más de una película!

-Ya estuve en una. Ayudé a David R. Losada en 'La noche del ratón'. Es uno de esos amigos con los que me 'doctoré' en el Avenida. Pasé muchas horas de rodaje en aquella gasolinera de la Avenida Navarra...

-Tenemos que acabar. En el cine no se puede hablar tanto, pero ¿se pueden comer palomitas en tu película?

-Se deben comer. Yo siempre que puedo, lo hago. Si es un mega-drama no, pero si no, cuántas más palomitas, mejor.