Las tasas suben un 1,8 % con algunas excepciones

Un momento del Pleno de octubre. /  N.I.
Un momento del Pleno de octubre. / N.I.

Se aprobaron en el Pleno con la abstención de EH Bildu

NEREA ISASTI SORALUZE.

En el pleno celebrado el martes fueron aprobadas las ordenanzas fiscales para el año 2018 con los votos a favor del equipo de gobierno municipal, formado por PNV y PSE-EE, mientras que Bildu se abstuvo.

Las tasas se verán incrementadas en un 1,8 %, tomando como referencia el IPC interanual. Sin embargo, existen excepciones a este incremento. Una de ellas es la tasa de basura, que subirá un 8%. El alcalde Iker Aldazabal explicó que esta subida viene motivada por el sobrecosto de 37.000 euros aplicado por la Mancomunidad el pasado año. Otra excepción es el abono del polideportivo, que sufrirá un incremento del 5%, mientras que los servicios deportivos subirán un 1,8%.

Bildu explicó que su abstención se debe sobre todo al 5% de incremento en el precio de los abonos del polideportivo. Entienden que «ser socio debería ser más atractivo y hay que hacer un esfuerzo para construir más socios». En su opinión, en un municipio con la situación en la que se encuentra Soraluze, el precio del abono no debería sufrir este incremento.

Impuesto Bienes Inmuebles

Por otra parte, el PNV propuso eliminar el recargo del IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles) a las viviendas vacías, pero la propuesta no salió adelante al votar en contra PSE-EE y Bildu. El portavoz de Bildu Unai Larreategi afirmó que «llevamos un año y medio hablando de ésto. El dinero recaudado con el recargo del IBI debería destinarse a fines sociales en relación con la política de vivienda».

La portavoz de PSE-EE Patricia Borinaga, por su parte, aseguró que está trabajando para que las viviendas vacías salgan al mercado de alquiler. Otro de los puntos del orden del día fue la licitación para la contratación de la gestión de servicios del polideportivo, que fue aprobado por unanimidad

A finales de este año se acaba el contrato de la actual empresa (BXSport) y vuelve a salir a concurso. El primer edil explicó que el déficit del polideportivo es de unos 100.000 euros. Y añadió que para afrontar dicho déficit hay que actualizar los precios y precisamente por todo ello se ha aplicado la subida al precio de los abonos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos