Susto, el sábado, en el muelle de abrigo

El domingo a la mañana se prohibió el paso. / GORRITIBEREA
El domingo a la mañana se prohibió el paso. / GORRITIBEREA

Un hombre cayó al agua y, tras media hora de intentos, fue rescatado

GORRITIBEREA MUTRIKU.

El pasado sábado se rozó la tragedia cuando un hombre fue arrastrado por una ola y después de casi media hora interminable, finalmente se le pudo rescatar sano y salvo. Según diversas fuentes consultadas, un grupo de cinco turistas se encaramaron a la terraza superior del Muelle de Abrigo para disfrutar de las olas, y cuando bajaban de las escaleras situadas al este, en la zona más próxima a Deba, uno de ellos quedo rezagado siendo atrapado por la masa de agua de una ola que lo arrojó a la mar justo en el vértice de la terraza, con tal buena fortuna que solamente resultó con un golpe leve en la cabeza, pero lo más fundamental es que no le hizo perder el conocimiento.

Ahí se inició la segunda parte dado que el rescate es casi imposible en esa zona por el embate de las olas. Sin embargo, las propias olas lo arrastraron al exterior mar adentro, mientras que sus compañeros solicitaban ayuda. Fue un conocido mutrikuarra quien llamó al SOS Deiak y rápidamente se activó el protocolo donde se movilizó el helicóptero de la Ertzantza y los servicios de salvamento que tienen su base en Ondarroa. Finalmente fueron éstos los que pudieron rescatarlo por mar trasladándolo al Muelle del Astillero donde el varón de unos cuarenta años de edad contaba un golpe en al cabeza y signos de hipotermia, pero al menos era capaz de estar sentado. De ahí fue evacuado al Hospital de Mendaro.

Respetar el mar

Todo esto ocurrió el sábado hacia las 17.30, justo una hora antes de la pleamar en la que se anunciaban olas de más de cuatro metros de altura, razón por la que se había establecido la alerta naranja. Pero más allá de la información que se remite, hay que subrayar el necesario llamamiento a la prudencia con el mar. La terraza del Muelle tiene una altura de 17 metros sobre el nivel medio de las mareas, pero incluso con bajamar las olas suben de forma espectacular, con una masa de agua totalmente impredecible donde se puede acabar. Por eso es necesario que las personas actúen con la máxima prudencia.

Fotos

Vídeos