Propuestas para que el edificio Kofradi-Zaharra sea un centro de la relación de Mutriku con el mar

El muelle Kofradi-Zaharra, cerrado incluso por mar, desde febrero y una de las últimas visitas institucionales al mueso 'Betanlakua' antes de su incendio. / FOTOS GORRITIBEREA

La piedra angular es la recuperación de la histórica máquina de subastas

GORRITIBEREA MUTRIKU.

Tras el incendio registrado en la madrugada del pasado mes de febrero, el emblemático y singular edificio Kofradi-Zaharra, ubicado justo en la mitad del muelle del mismo nombre, se encuentra cerrado por orden judicial. Junto al malestar que se esta incrementando entre los mutrikuarras por el cierre, desde la plataforma Kofradi-Zaharreko Lagunak que se presentó en público el pasado 7 de septiembre, se están barajando varias ideas con el fin de que el edificio que se inauguró el año 1924 sea un referente integral del pasado, del presente y del futuro de la relación de Mutriku con el mar.

Según se citó en la presentación, tras el incendio cambian sustancialmente las cosas; así tomando como eje la recuperación del museo Bentalekua, uno de los últimos referentes de cómo se realizaba la subasta de pescado de todo el Cantábrico, se baraja ubicar el museo Nautilus en el desván del edificio, mientras que la planta baja podría albergar un bar con su terraza exterior. El anterior comedor proponían destinarlo a sala de audiociones y de exposiciones, mientras que en la parte baja se ubicaría una sala de visita de los proyectos de acuicultura, para concluir con una escultura conmemorativa y la habilitación de un pantalán exterior para los visitantes que acudan por mar a Mutriku.

Patrimonio local

Cada una de la ideas aportadas puede tener sus matices, pero en todo momento lo que no se quiere es que el edificio quede hipotecado por medio de una concesión por espacio de varías décadas, al contrario, son conscientes de que las inmediaciones del puerto necesitan de un servicio de restauración, pero no en el edificio más singular de todo el puerto. Incluso desde el histórico muelle se podría acceder a la tercera fase de los pantalanes que en un futuro se plantea construir entre Intxirrixa y Mollaberri, una actuación cada vez más próxima si tenemos en cuenta que durante el presente verano ha habido varios días con todos los amarres completos.

Incluso se barajó la posibilidad de trasladar los pantalanes del muelle del Astillero al muelle de Kofradi-Zaharra para así poder contar con un muelle en condiciones del que carece el puerto tras la construcción de la primera fase de los pantalanes. Lo que sí quedó claro en la citada presentación a la que acudieron unas cuarenta personas, es que hay que abrir un periodo de aportaciones y de debate para lograr que el rico patrimonio del mar con que cuenta Mutriku no se quede desperdigado y menos hipotecado.

Fotos

Vídeos