Medidas para salvar uno de los árboles más viejos de Mendaro

Parte dañada del árbol del barrio Azpilgoeta. / A.Z.
Parte dañada del árbol del barrio Azpilgoeta. / A.Z.

AMAGOIA ZABALA MENDARO.

El ancestral árbol de laurel que forma parte del paisaje del barrio de Azpilgoeta, aún se mantiene en pié y se van a adoptar todas las medidas posibles para que siga haciéndolo durante mucho tiempo más. Este árbol de unos 200 años de edad, actualmente se encuentra situado en el centro del barrio, pero no siempre fue así, porque en sus inicios pertenecía a los jardines de la casa que recibía el nombre de 'palacio'. Cuando derribaron ésta para edificar viviendas dejaron en pie el majestuoso árbol y a su alrededor construyeron una pequeña plazoletilla con bancos.

El pasado mes de junio, una gran rama se rompió dañando varios coches que se encontraban aparcados junto al árbol y técnicos de Diputación analizaron el estado y salud del árbol. Se concluyó que el árbol había sufrido un fuerte estrés por la falta de agua y calor que llevábamos arrastrando desde el invierno y durante toda la primavera y que tenía que ser podada para intentar alargar su vida. Debido a que ya había sufrido mucho, se valoró que la poda debía de retrasarse porque podarla ahora, podría significar mayor estrés y la posibilidad de que se secara definitivamente. Por lo tanto, a pesar de que aún esté en pie y muestre esplendor, se ha de cuidarla y próximamente comenzarán a sanearla con el objetivo de salvarlo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos