Indignación por la quema de contenedores

A.E. ONDARROA.

La quema de contenedores es una constante en Ondarroa en los últimos años. No termina un ejercicio anual sin que la Mancomunidad tenga que instalar nuevos contenedores, a consecuencia de la quema organizada, nuevamente, por desconocidos, con todo el gasto presupuestario que ello conlleva en la instalación de otros nuevos.

No obstante, la principal preocupación de los vecinos radica, especialmente, en la poca distancia en el que ocurre las deflagraciones con respecto a las viviendas donde ocurren los hechos. El caso es que al producirse de madrugada, los hechos, los servicios de emergencia tienen que actuar también de forma acelerada para que no ocurran mayores desgracias. Dicho incendio, afectó a tres contenedores y requirió la rápida intervención de bomberos para sofocarlo.

El pasado 21 de junio, saltó la misma alarma cuando cuatro contenedores resultaron quemados en el municipio de Markina

No obstante, el pasado fin de semana, según ha informado el departamento vasco de Seguridad, el fuego tuvo lugar a las 05.00 horas, en el que fueron atacados los contenedores de residuos ubicados en la calle Sabin Arana. Tres contenedores fueron los que esta vez ardieron en la calle Sabin Arana de Ondarroa. En noviembre del 2016, seis contenedores resultaron quemados en la cuesta de Arta Bide, frente al Politena. Una persona fue identificada, aunque no se produjeron detenciones. También en el año 2010 tres contenedores resultaron quemados en la misma calle. En este caso, un número indeterminado de encapuchados lanzaron cócteles molotov contra tres entidades bancarias y quemaron varios contenedores en Ondarroa también. En el 2013, dos contenedores resultaron quemados en el calle Ibaiondo. Los ataques contra cajeros automáticos también han sido constantes en la localidad, un asunto que desapareció en otros municipios, pero que en Ondarra no cesa.

Victoria del Aurrera

El Aurrera sube a la mitad de la tabla, tras obtener una importante victoria 2-3, en casa del Derio, con lo que los hombres de Ibón López adquieren la tranquilidad necesaria y siguen con la buena racha. Los de Zaldupe están en el puesto 10, con 16 puntos. No obstante, esa buena marcha se tiene que rubricar el próximo fin de semana en el que los de Ondarroa juegan contra el tercer clasificado, el Gatika, una vez que no se pueden perder más puntos en Zaldupe, y es preciso hacerse más fuertes en el propio feudo ondarrés. Lo cierto es que después de un mal inicio, en una categoría que se desconocía totalmente, los rojillos no conocen la derrota desde la séptima jornada. El resto de partidos han sido victorias contra el Loiu y el Urduliz, mientras que contra Iurretako, Padura y Elorrio no se pudo obtener más que un empate.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos