Grandes cuadros estrenan la nueva galería debarra de arte callejero

Eneko, muralista navarro, firma su obra una vez acabada.
Eneko, muralista navarro, firma su obra una vez acabada. / FOTOGRAFÍAS ANDER SALEGI

Los cuatro finalistas del Certamen mural/grafiti ejecutaron a la perfección los trabajos que se exponen desde ayer en el Paseo Cubierto

ANDER SALEGI DEBA.

El I Certamen mural/grafiti organizado por el Ayuntamiento debarra llegó a su fin el domingo con una jornada abierta al público, donde los cuatro finalistas demostraron sus habilidades con el pincel y el espray.

A finales del pasado mes comenzó este certamen con la presentación de nueve propuestas, siete de ellas fueron preseleccionadas por el jurado. Entre esas propuestas la ciudadanía pudo elegir a través de una votación online y presencial a los cuatro finalistas. Maraca (227), Eneko (130), Willy (129) y Sortwo (105) fueron los escogidos para con sus obras decorar lo que se considera en estos momentos «la nueva galería de arte debarra», el Paseo Cubierto. Tal y como declaran desde el Ayuntamiento «uno de los principales objetivos de este certamen ha sido promocionar el arte contemporáneo en la localidad».

A las 9.00 horas arrancó la jornada para estos cuatro artistas, que algunos con el lienzo en blanco y otros con la base hecha, se armaron con su material de trabajo y empleando sus habilidades artísticas desarrollaron arte callejero. Cada uno tuvo su hueco; al bergarés Sortwo le tocó el quiosco de la Alameda, fue el único que su obra estaba en un formato vertical, a través de sus pinceles este joven dibujó una imagen muy lograda cargada de simbolismo. Junto a la ermita de la Cruz, se instaló el único artista debarra del evento, Willy Berasaluze. Éste mediante una brocha y mucha pintura dibujo una ola. En una esquina de la plaza Simón Bersalauze se colocaron las eibarresas Maraca, dos chicas que en la votación popular lograron el máximo resultado. Éstas al igual que los dos anteriores emplearon el pincel para dibujar un mural con una imagen de una ballena y la costa debarra. En un lado de la parroquia debarra se instaló el navarro Eneko, este joven pamplonés dibujó una imagen de una persona mayor (anónima) empleando únicamente espráis para ejecutar su cuadro. El artista se refirió a la elección de este retrato como «un hombre con txapela que transmite carisma».

Una vez concluidas las propuestas el jurado certificó la correcta ejecución y finalización de las obras, para así poder compensar el trabajo de cada artista con el premio de 1.000 euros. Desde ayer estos lienzos de 3,6x2,4 metros acompañan a las obras realizadas por la asociación de pintura local, Haitz Haundi; en el Paseo Cubierto, «el nuevo centro de arte debarra».

Fotos

Vídeos