Sol y mucha gente en la feria de Itziar

Esta vaca Watussi fue uno de los grandes reclamos de la feria que también contó con maquinaria, herri kirolak y puestos varios. / SALEGI
Esta vaca Watussi fue uno de los grandes reclamos de la feria que también contó con maquinaria, herri kirolak y puestos varios. / SALEGI

El caserío Indate Berri exhibió animales de Asia y África

ANDER SALEGI DEBA.

Anualmente, cada 1 de noviembre, día de Todos los Santos, el polígono industrial de Itziar cambia el ruido de las maquinas, camiones etc, por el ambiente de feria. Ayer se celebró la 24 edición de la feria de esta localidad que albergo centenares de cabezas de ganado, productos de alimentación, artesanía y maquinaria agrícola.

Los camposantos no fueron los únicos lugares que se llenaron ayer, y es que el polígono industrial de Itziar acogió a miles de personas llegadas de diferentes puntos del País Vasco. El tiempo acompañó a que muchos vecinos de los alrededores se acercaran a pie, mientras que otros lo hicieron en coches. En algunos momentos de la jornada la afluencia de vehículos fue tan grande que se produjeron problemas de circulación.

Los propios vecinos de Itziar se ocuparon de colocarse en cruces y zonas de aparcamiento para que no hubiera problemas. La novedad de este año respecto al tema de aparcamiento fue la apertura del parking de la discoteca Txitxarro que contó con un servicio de autobús lanzadera que fue un éxito.

La feria abrió sus puertas a las 9.00 y cerró a las 15.00 horas. Durante ese periodo fue un ir y venir de personas, que aprovechando el buen tiempo se decantaron por visitar los cerca de 200 puestos que se colocaron para la ocasión. La zona de ganado fue el lugar donde más gente se congregó. Allí se pudieron ver animales autóctonos (vacas, cerdos, ponis, burros, cabras, ovejas y gallinas). La novedad de este año fueron los animales llegados desde el caserío Indate Berri de Aia. Una muestra de animales curiosos, fuera de lo común. Los más pequeños disfrutaron de la presencia de alpacas de Sudamérica, un yak de Asia y una vaca Watussi de África. Los niños tampoco desaprovecharon la oportunidad de pasar un buen rato con Gorriti y sus animales. Muchos mayores, se decantaron por acercarse a ver la maquinaria (tractores, quads, moto-sierras etc.), los puestos de productos de alimentación (queso, embutidos, conservas etc.).

Pero los puestos más visitados fueron los de los dulces, con pasteles vascos, rosquillas y gran variedad de bollería. Otros muchos prefirieron ver la demostración de deporte rural con los aizkolaris Bihurri, Ioritz Gisasola y Hodei Ezpeleta. Uno de los puestos que tuvo éxito entre los asistentes fue el puesto de talos de Lastur. La diferente manera de elaborarlos provoco largas colas de personas interesadas en degustar ese manjar. Destacar que durante la mañana de ayer la policía municipal no recibió ninguna llamada por robos.

Fotos

Vídeos