Una exposición muestra el papel que juegan los mayores en la transmisión de valores

Apertura de la exposición 'Historias que cuentan'.
Apertura de la exposición 'Historias que cuentan'. / ECHALUCE

A.E. ONDARROA.

La Erakusketa Aretoa acogerá hasta el 17 de septiembre la exposición fotográfica 'Historias que cuentan/Izan garelako oraindik ere bagara'. En ella se destaca el papel que juegan las personas mayores para la transmisión de valores y conocimientos en la sociedad actual, especialmente, entre los jóvenes.

Los paneles muestran con fotografías y textos, breves historias de las vidas de personas mayores, hombres y mujeres, que trabajaron en la mar, en los caseríos, en la minería vasca, en las escuelas de Altos Hornos, etc. La entrada a la exposición es libre y gratuita y se encuentra abierta los viernes, sábados y domingos, de 12.00 a 14.00 y de 19.00 a 21.00. La información de los paneles es bilingüe, en euskera y castellano.

Uno de los paneles, dedicado a las mujeres de la mar, está protagonizado por rederas y pescaderas ondarresas. En concreto, en el panel salen retratadas María Concepción Osa Zubicaray (Miren), de 82 años; María Trinidad Bengoetxea Burgoa (Trini), de 80 años; y María Mercedes Zarraga Larrañaga, de 83 años. Las tres estuvieron presentes en la inauguración, junto a diversos usuarios y profesionales del Centro de Día de Personas Mayores de Ondarroa. «Cuando descubres que las personas mayores y las vivencias que han tenido guardan un tesoro digno de ser trasmitido, sientes la necesidad de contarlo», explican los organizadores.

La muestra fue inaugurada por Zunbeltz Bedialauneta Ibaibarriaga, alcalde de Ondarroa, y Rakel Elu Bengoetxea, presidenta de la Mancomunidad de Lea-Artibai, junto con Eneritz Elgezua, neuropsicóloga de Igurco Servicios Sociosanitarios de Grupo IMQ, y Sonia Robles, trabajadora social de esta entidad e impulsora de la iniciativa.

«El potencial que tienen las personas mayores para transmitir conocimientos, acontecimientos históricos y enseñar valores», fue el motivo que llevó a Sonia Robles, trabajadora social de Igurco, a impulsar una exposición que, mediante fotografías y textos, pone de relieve su importancia ante las nuevas generaciones. Tras varios meses de trabajo y con la colaboración y el apoyo de instituciones y entidades tales como la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea, la Diputación Foral de Bizkaia y Metro Bilbao, la exposición es una realidad que han podido visitar ya decenas de miles de personas en Bilbao, y que ahora recala en Ondarroa.

La muestra se compone de siete paneles, uno de ellos informativo, con seis fotografías de personas mayores que cuentan sus historias de vida, en aspectos como la fuerte corriente migratoria, las mujeres de la mar, del campo, el deporte rural, la dureza del trabajo en la mina, entre otras. Las fotografías que componen la muestra han sido realizadas por el fotógrafo profesional Asier Camacho.

Por parte de la UPV/EHU se ha contado con la ayuda de dos jóvenes alumnas, Iraide Álvarez y Begoña Rodríguez, merced al convenio de colaboración suscrito entre Igurco y la universidad pública vasca. Asimismo, Olga Macías, profesora de esta universidad, colaboró en la confección final de los textos. En la exposición colaboran, además, varios profesionales de Igurco.

Fotos

Vídeos