«Me haría ilusión subir a la Primera división individual de Gipuzkoa»

Concentración. Markel Kerexeta, durante la partida final en la que ganó el campeonato Udaberri. / E.X.T.

Markel Kerexeta, ajedrecista elgoibartarra de 16 años, se impuso a Mikel León en la final del Torneo Udaberri

AITOR ZABALAELGOIBAR.

Markel Kerexeta ha incorporado su nombre a la lista de ganadores del Torneo Udaberri de Ajedrez disputado en el bar Iriondo de Elgoibar. El joven ajedrecista elgoibartarra, de tan sólo 16 años, derrotó en la final a Mikel León, campeón del torneo el año pasado y finalista en las tres ediciones disputadas hasta la fecha. Se da la circunstancia, además, de que Mikel León es el entrenador de Markel Kerexeta por lo que, una vez más, se cumple la máxima de que el maestro ha terminado siendo superado por el discípulo.

Kerexeta abrió la partida con una defensa que pilló por sorpresa a Mikel León. Esta estrategia, preparada durante las clases que recibe del maestro internacional Iñigo Argandoña, obligó al defensor del título a consumir mucho tiempo en el inicio del choque, lo que le hizo llegar al tramo decisivo con una desventaja de dos minutos con respecto a su rival. Acuciado por el tiempo, llegaron las prisas y con ellas un movimiento erróneo que Kerexeta aprovechó para decantar la final a su favor.

Markel Kerexeta entró en contacto con el ajedrez cuando tenía ocho años. Desde su nacimiento arrastra una serie de problemas que inciden en su capacidad verbal y en su movilidad, lo que le ha llevado al quirófano en varias ocasiones. La primera vez que le operaron de las piernas tuvo que estar un mes escayolado en casa. Fue entonces cuando su padre, Ruper Kerexeta, gran aficionado al ajedrez, le enseñó las nociones básicas de este deporte. Una vez recuperado, tomó parte en su primer torneo, con tanta fortuna que terminó volviendo a casa con una copa. En el torneo conoció a los miembros de Elgoibarko Xake Taldea, que le animaron a acudir a las clases de ajedrez que imparten en la calle Juan Muguerza. Markel aceptó la propuesta, dando inicio a una relación que se ha mantenido en el tiempo, hasta el punto de que el joven ajedrecista es una presencia habitual en los equipos con los que Elgoibarko Xake Taldea compite en la Liga Guipuzcoana de Clubes. «El club tiene un equipo en Primera división o otro en Tercera división, y esta temporada he alternado entre ambos, jugando tanto en Primera como en Tercera. El equipo de Primera División ha logrado mantener la categoría y el de Tercera ha estado cerca de subir a Segunda división, pero al final no lo ha conseguido», explicó Markel.

En los años que lleva vinculado al ajedrez, Markel Kerexeta no ha cesado de formarse. Al apoyo de Juanma Navarro, Mikel Fidalgo, Mikel León y Tomás Conde, los preparadores del club elgoibartarra, se le suman las clases particulares con los maestros internacionales de ajedrez Iñigo Argandoña y Alejandro Franco. Markel acude desde hace tres años a las clases que Argandoña imparte en la capital donostiarra, y recientemente ha empezado a desplazarse a Azpeitia, donde cada quince días mejora su técnica de ajedrez con Franco. A ello se le suman las horas de estudio y práctica ante el ordenador. Markel aprovecha el tiempo para mejorar su juego viendo vídeos de ajedrez en internet y disputando partidas virtuales con otros jugadores, aunque eso no le hace descuidar la posibilidad de practicar otros deportes y, una vez a la semana, viaja a Gasteiz-Vitoria para jugar al baloncesto adaptado en silla de ruedas.

El aprendizaje que ha acumulado en estos años está dando frutos y anima a Markel a ser ambicioso de cara al futuro. De hecho, uno de sus retos es ascender a la máxima categoría individual del ajedrez guipuzcoano. «Este año he subido de Tercera División a Segunda División, y me haría mucha ilusión ascender a Primera División la próxima temporada», afirma con entusiasmo el ajedrecista elgoibartarra.

Fotos

Vídeos