Día de fiesta en la campa de Sargoate

Pastoreo. 'Bat', el perro de Bittor Bengoetxea, completando el recorrido de las banderas antes de llegar hasta los gansos que tuvo que gobernar. / AITOR
Pastoreo. 'Bat', el perro de Bittor Bengoetxea, completando el recorrido de las banderas antes de llegar hasta los gansos que tuvo que gobernar. / AITOR

Bertsolaris, trikitilaris y una exhibición de perros pastor de gansos animaron la romería

AITOR ZABALA ELGOIBAR.

La campa de Sargoate se vistió de fiesta la mañana del domingo para celebrar una animada romería. La misa al aire libre oficiada por Benantzio Otaegi abrió una cita que contó con la participación de los bertsolaris Ziarda, Meabe y Larrañaga, y con el aderezo musical de las trikitilaris Uxue, Janire y Naia.

La pequeña txosna instalada bajo la protectora sombra de dos grandes hayas sirvió para que las personas que se desplazaron hasta esta campa situada en las faldas de Irukuruzeta saborearan los pinchos de chorizo y el caldo preparado para la ocasión por la sociedad Sallobente. Tras dar buena cuenta del hamarretako y disfrutar con la actuación de bertsolaris y trikitilaris, llegó el momento Bittor Bengoetxea, un viejo conocido de los elgoibartarras por su participación en el Campeonato de Euskadi de perros pastor de raza libre que suele tener lugar durante las fiestas de Aiastia-San Miguel, y de su perro 'Bat', un border collie de 14 años que también sabe lo que es competir en Elgoibar. A diferencia de otras ocasiones, no tuvieron que lidiar con ovejas, sino que su reto consistió en completar distintos ejercicios con un pequeño grupo de gansos.

Bittor y 'Bat' no son novatos en este campo y, de hecho, ya protagonizaron una exhibición similar en Sargoate hace siete años. «Aquí no es una práctica normal, pero en Escocia, por ejemplo, es bastante habitual usar perros de pastor para manejar a los gansos. De hecho, trabajar con estas aves ayuda también a preparar a los perros para trabajar luego con las ovejas. Enfrentar a un perro joven a una oveja vieja puede terminar en un golpe o en un susto para el perro, lo que puede dar lugar a que se acobarde frente al rebaño y luego trabaje peor. Eso no ocurre con los gansos. Son más manejables y ayudan a que el perro coja afición y confianza para trabajar con las ovejas», señaló el pastor vizcaíno.

El desafío comenzó con el ya clásico ejercicio de las banderas, que obligó a 'Bat' a acercarse hasta las aves sin abandonar un camino marcado por banderines rojos y blancos. Una vez junto a los gansos, los llevó hasta donde estaba Bengoetxea y, posteriormente, le obligó a pasar por un largo tubo de plástico, faena que resultó más complicada de lo esperado por la resistencia de las aves a introducirse en él. El ejercicio final fue hacer pasar a los gansos por una puerta, labor que completaron con eficiencia y fue premiada con los aplausos del público.

Temas

Jaiak

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos