«Nos dijeron que todo estaba en orden y poco después se produjo la explosión»

La deflagración afectó principalmente al sótano y a parte de la fachada de Andon-Enea. / AITOR
La deflagración afectó principalmente al sótano y a parte de la fachada de Andon-Enea. / AITOR

Un varón de 57 años resultó herido con quemaduras tras una deflagración por gas en el sótano de una vivienda de Elgoibar

AITOR ZABALA ELGOIBAR.

Un vecino de Elgoibar de 57 años de edad resultó herido con quemaduras, como consecuencia de una explosión de gas que se produjo en el sótano del inmueble de tres plantas en el que habita ayer, en torno a las 18.30 horas. Todo apunta a que el suceso tuvo su origen en una condensación de gas originada por un escape que se había producido poco antes en la zona de contadores de la casa, y que había llevado a los vecinos a llamar al 112.

«Empezamos a sentir un olor extraño en torno a las 16.00», comentaba una vecina de la casa Andon-Enea, nombre con el que se conoce a este inmueble situado en el acceso al barrio elgoibartarra de Urruzuno. «No sabíamos si era gas o era olor a basura, pero cuando me acerqué a la zona de contadores situada en la parte de atrás de la casa sentí un fuerte silbido, como el del agua lanzada por un compresor, y entonces nos dimos cuenta de que teníamos una fuga de gas en la casa».

Tras llamar al 112 y alejarse de la zona, esperaron a la llegada de los bomberos y de los técnicos de la empresa responsable del gas. Una vez en Andon-Enea, se acercaron a la zona de los contadores para conocer el origen de la alarma dada por los vecinos. «Han estado trabajando en el lugar y poco después nos han dicho que todo estaba en orden, por lo que se han ido tanto los bomberos como los técnicos», manifestó una vecina.

La explosión se produjo después de la reparación de una fuga sobre la que los vecinos habían alertado

Ya más tranquilos y sin aparente peligro para los vecinos tras haberse subsanado el origen de la fuga, Joseba A., nombre del vecino que resultó herido, decidió acceder al sótano situado junto a los contadores que utiliza como almacén y pequeño taller. Fue en ese momento cuando se produjo la deflagración. «Hemos oído un ruido, como una explosión, y luego hemos visto a Joseba, que tenía quemaduras en la cara», relató una de las residentes en el inmueble que acudió en ayuda del herido.

Tras volver a alertar a los servicios de emergencia, el vecino fue introducido en una ambulancia y trasladado en primera instancia al Hospital de Mendaro para más tarde ser llevado a la Unidad de Quemados del Hospital de Cruces, mientras los bomberos sofocaban el fuego, que afectó principalmente al sótano en el que tuvo lugar la explosión y a la fachada, que quedó ennegrecida en parte.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos