El Campeonato de España viajó a Elche

Euforia. La alegría ilicitana se desbordó (con interpretación del himno de su ciudad incluido) tras alzarse con el título en Olaizaga. /  AITOR
Euforia. La alegría ilicitana se desbordó (con interpretación del himno de su ciudad incluido) tras alzarse con el título en Olaizaga. / AITOR

El Grupo Assa BM Elche se impuso en una reñida final, con prórroga incluida, al BM Sanse por 34-32 | Las chicas del Tecnifuelle se quedaron a las puertas de las medallas después de perder contra el BM Porriño por 19-27

AITOR ZABALA ELGOIBAR.

El Grupo Assa BM Elche se proclamó campeón de España de balonmano juvenil femenino al imponerse en la Final al BM Sanse por 34-32. El tiempo reglamentario finalizó con empato a 29, y fue en la prolongación cuando las ilicitanas se alzaron con un triunfo que acreditaba que habían sido las mejores durante el campeonato.

El Tecnifuelle peleó por la tercera plaza pero terminó fuera de las medallas tras caer contra el BM Porriño por 19-27. El cansancio se dejo notar en el combinado elgoibartarra pero, pese a todo, hay motivos para estar contento por el rendimiento del equipo local. Su preparador, Igor Lizarralde, no tenia ninguna duda de ello. «Hemos hecho un gran campeonato. Hemos llegado a semifinales, algo que nunca había conseguido el Sanlo. Hoy no hemos tenido nuestro mejor día, pero lograr esta cuarta plaza es un éxito».

El técnico del Tecnifuelle se mostró también convencido de la justicia de la victoria obtenida por el Grupo Assa BM Elche en la final. «Se ha llevado el título con todo merecimiento. Han sido las mejores. Su defensa ha sido impresionante. Trabajan mucho, y luego tienen muy claro lo que cada jugadora debe hacer ataque. Un modelo de equipo y un ejemplo a seguir».

Satisfacción ilicitana

El técnico del Grupo Assa BM Elche Joaquín Rocamora se mostró feliz por la victoria, aunque consideraba que no se tenía que haber llegado a la prórroga «Hemos sorprendido al BM Sanse. No esperaban que fuéramos a salir tan fuertes desde el inicio, después del campeonato tan duro que estábamos teniendo. Nuestro acierto en las salidas al contragolpe y en las primeras oleadas, nos ha permitido colocarnos por delante en la primera parte. En la segunda, la final se ha igualado. Hemos cometido algunos errores en el último tramo del segundo periodo, con mayoría de jugadores de primer año sobre la cancha, y así han llegado el empate y la prórroga. Pese a todo, creo que hemos sido justos vencedores, y pienso que no deberíamos haber llegado a la prolongación».

Dos de las claves del juego ilicitano a lo largo del campeonato han sido su fortaleza defensiva y la reserva física con la que llegaron a la final tras un exigente torneo que les ha obligado a disputar cinco partido en otras tantas jornadas. Rocamora no tenía otra cosa que palabras de admiración hacia las chicas que prepara. «El trabajo que han hecho ha sido para quitarse el sombrero. El equipo está formado por chicas que se conocían poco y, además, tenemos muchas jugadoras que todavía son juveniles de primer año. Estas circunstancia nos han obligado a trabajar sobre los fundamentos del juego. Así, hemos dado un papel importante a la defensa y a la preparación física, aspecto este último en el que quiero destacar la labor de nuestro preparador, Roger, y esa apuesta ha tenido éxito. Se ha podido ver que éramos los mejores en esos apartados».

El técnico ilicitano se mostró agradecido al club de balonmano Sanlo por la organización de la fase final y el trato que han recibido, e hizo extensivo ese agradecimiento al público. Rocamora destacó también el nivel del campeonato. «Ha sido un torneo muy bonito. Hemos visto jugadoras de nivel, como Patricia Méndez y Paula Arco, del Grupo Assa BM Elche, María Palomo, del BM Sanse, o June Loidi, del Tecnifuelle. El balonmano español va por buen camino, y citas como esta demuestran que seguiremos produciendo muchas y buenas jugadoras».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos