La ampliación de la AP-8 está detrás del cierre provisional del bidegorri a Maltzaga

Recreación gráfica. Los pilares que soportarán la ampliacion se colocarán junto al bidegorri
/BIDEGI
Recreación gráfica. Los pilares que soportarán la ampliacion se colocarán junto al bidegorri / BIDEGI

Se va a habilitar un nuevo carril con el objeto de mejorar el enlace entre la Bilbao-Behobia y la AP-1 en dirección al territorio alavés

AITOR ZABALA ELGOIBAR.

Las obras de desdoblamiento que Bidegi ha iniciado en el nudo de enlace de la AP-8 y la AP-1 en Maltzaga están en el origen del cierre del bidegorri que discurre entre el río Deba y la autopista Bilbao-Behobia. El proyecto que ha dado lugar al cierre provisional del bidegorri para los peatones tiene como primera finalidad habilitar un nuevo carril en la AP-8 con el objeto de alargar el tramo de aproximación al desvío hacia la AP-1 camino del Alto Deba. Esta actuación, que se verá complementada con un proyecto similar, pero en sentido Vitoria-San Sebastián, ofrecerá más tiempo para preparar la maniobra a los conductores que circulan en sentido a la capital vitoriana y, consecuentemente, más seguridad. Asimismo, minimizará la posibilidad de confundirse de vía, una circunstancia que se veía facilitada, sobre todo para los conductores extranjeros, por la poca longitud del tramo de enlace entre la autopista Bilbao-Behobia y la que lleva de Eibar hacia Gasteiz-Vitoria.

El nuevo carril nacerá a la altura del túnel del ferrocarril situado en la ladera de Karakate, y se prolongará por espacio de 380 metros en dirección a Eibar. Los primeros 140 metros posibilitarán una transición de dos a tres carriles, que pasarán a ser cuatro, antes de llegar a la bifurcación de la AP-8 y la AP-1, con dos carriles en dirección a Eibar y Bilbao y otros dos en dirección a Vitoria-Gasteiz.

La materialización de este carril exige la ampliación de la calzada de la AP-8, lo que obligará a la construcción de un muro debajo de la autopista para apoyar los voladizos. Además, se ampliará el tablero de vigas del viaducto sobre el río Deba y se ejecutará un pórtico apoyado en siete columnas. Parte de estas obras se va a acometer en el tramo de la autopista que discurre junto al bidegorri, razón que ha llevado al cierre de esta vía a los peatones. «El desarrollo del proyecto exige aprovechar parte del terreno anexo al bidegorri para colocar en él los elementos de cimentación que van a posibilitar la ampliación de la calzada de la autopista. Por razones de seguridad y por las necesidades del propio desarrollo del proyecto se ha optado por cerrar el paso a los viandantes mientras duren las obras», indicaron desde Bidegi.

El plan de ejecución del proyecto contempla que las obras estén finalizadas para el mes de junio, lo que no significa que el bidegorri no vaya a poder ser utilizado todo en ese tiempo. Según han adelantado desde Bidegi, los trabajos van a detenerse coincidiendo con las vacaciones de Navidad y Semana Santa, y, por lo menos durante esos días, se podrá pasear por el bidegorri.

El anuncio del cierre provisional del bidegorri ha dado lugar a todo tipo de especulaciones sobre sus causas. No han faltado los vecinos que han visto en estas obras la deseada prolongación del bidegorri hasta Eibar, aunque todavía tocará esperar para ver hecho realidad ese proyecto, ya que estas actuaciones tienen poco que ver con él.

Las obras también han puesto sobre el tapete la posibilidad de aprovechar estos trabajos para instalar unos baños públicos en el bidegorri, una demanda muy extendida entre los elgoibartarras que lo utilizan en sus paseos, en especial, entre las personas mayores. Según han comentado algunos de estos paseantes, los achaques propios de la edad les han colocado más de una vez ante la tesitura de buscar con premura un lugar en el que dar respuesta a sus necesidad fisiológicas. Atrapados entre el río Deba, la paredes de la autopista y las laderas de la montaña, la discreción se hace imposible, en especial para las mujeres, lo que les ha puesto en situaciones más que comprometidas para su dignidad.

El Ayuntamiento de Elgoibar es consciente de esta demanda, ya que han sido varias las solicitudes en este sentido que han llegado hasta sus dependencias, tal y como reconoció el concejal Urbanismo Josu Arraiz. Estas peticiones, sin embargo, chocan con un problema de competencias. «La atención del bidegorri es competencia de la Diputación Foral de Gipuzkoa. Hemos hecho llegar esta demanda al ente foral y se nos ha dicho que, de momento, no tienen previsto realizar ninguna obra en este sentido, pero también nos han comentado que lo van a estudiar».

Otro problema al que se enfrenta esta petición es la falta de la infraestructura necesaria para instalar unos baños públicos. «En el momento en el que se construyó no se contempló esta necesidad. El bidegorri no tiene infraestructura para la canalización de agua potable y tampoco tiene luz. Habría que instalar tanto la red de agua como la de la electricidad para habilitar los baños. El tema es más complejo de lo que parece», indicó Arraiz.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos