Aita Agirre condiciona las cuentas de 2018

Grafismo. Recreación del interior de Aita Agirre, proyecto que será realidad a comienzos de 2019.
/
Grafismo. Recreación del interior de Aita Agirre, proyecto que será realidad a comienzos de 2019.

El Ayuntamiento trabaja con la hipótesis de un pasivo financiero de 2.391.471 euros que exigiría pedir un crédito El presupuesto municipal del año que viene ascenderá a 17.715.720 euros

AITOR ZABALA ELGOIBAR.

El pleno municipal del Ayuntamiento aprobó con los votos de EAJ-PNV, la oposición de EH Bildu y la abstención del PSE-EE, los presupuesto municipales de 2018, que ascenderán a 17.715.720 euros. Esta cifra supone un incremento de dos millones de euros (12,93%) en relación a 2017, condicionado, en buena medida, por Aita Agirre.

Participación ciudadana y Aita Agirre centraron buena parte del debate. EAJ-PNV puso en valor la política que el Ayuntamiento de Elgoibar desarrolla en el ámbito de la participación ciudadana, destacando distintas iniciativas llevadas a cabo estos últimos años. La concejala de Hacienda, Bittori Zabala, remarcó que esta apuesta tiene su plasmación en los presupuestos de 2018 con una partida de 200.000 euros destinada a impulsar la participación ciudadana. Zabala también validó la apuesta por la cultura que supone Aita Agirre, destacando el valor de dinamizador que tendrá una vez que se haga realidad.

La postura de EH Bildu se contrapone a la del equipo de gobierno, tanto en lo relativo a la política de participación como en la función de Aita Agirre. Denunció que han pasado siete años desde los primeros pasos para desarrollar un plan de participación ciudadana en la política local y remarcó que, después de tanto tiempo, su plasmación en la vida municipal es escasa, poniendo como ejemplo los presupuestos aprobados en el último pleno. «¿Qué presencia ha tenido el Plan de Participación en la elaboración del presupuesto municipal? La respuesta es fácil: ninguna», dijo José Luis Ibarzabal. En relación a Aita Agirre, EH Bildu mostró su satisfacción por el inicio de las obras, pero echó en falta una política global para sustentar e impulsar la actividad cultural de la localidad.

Por su parte, el PSE-EE argumentó su abstención por la política de subvenciones a los centros docentes de la localidad. En concreto, criticó que se prime la subvención a la Ikastola (40 euros/alumno) sobre la de la Herri Eskola (13 euros/alumno). «No pido que se reduzca la subvención a la Ikastola, sino que se incremente la de la Herri Eskola», manifestó la concejala socialista Nerea Alustiza.

Bittori Zabala le respondió que el Ayuntamiento atiende necesidades de obras y mantenimiento de la Herri Eskola que no contempla para la Ikastola. De todos modos manifestó que todo es revisable y lamentó que la propuesta se presentará en el pleno en el que se iban a aprobar los presupuestos, ya que «nos deja sin margen para incorporar esos cambios», manifestó Zabala.

Bittori Zabala manifestó que el cálculo inicial del presupuesto anuncia un pasivo financiero de 2.391.471 euros. Esta situación parece abocar al Ayuntamiento a tener que solicitar un crédito para cuadrar las cuentas, aunque, según señaló la responsable de Hacienda, habrá que esperar a la liquidación del presupuesto vigente y a las aportaciones del Fondo Foral de Financiación Municipal (FFFM) para determinar su cuantía. Pese a todo, se mostró optimista «El diagnóstico de la situación económica del Ayuntamiento de Elgoibar nos indica, año a año, que su estado es muy saludable. El análisis del presupuesto de 2017 nos adelanta un ahorro de 1.139.278 euros, que luego podremos destinar al ahorro o bien a inversiones».

El presupuesto de 2018 contempla 4.419.540 euros para el apartado de inversiones. La partida más importante se destinará a Aita Agirre, proyecto en el que el Ayuntamiento invertirá 2.600.000 euros (obras, 1.900.000 euros; mobiliario, 350.000 euros; urbanización de la plaza Aita Agirre, 350.000 euros). Asimismo, el Ayuntamiento invertirá 350.000 euros en la urbanización de la Pista Negra, 200.000 euros al pago del segundo de los tres plazos por la compra del convento de Santa Klara, 200.000 euros para la mejora de carreteras, y 130.000 euros a mejora de las calles, en especial de las aceras de Urazandi. Otras partidas relevantes son las destinadas a Sigma y Altzola (100.000 euros), un skate park en Basarte (70.000 euros), la sustitución de los asientos de la parte alta del Herriko Antzokia (22.000 euros), y la rehabilitación de las fachadas, en especial las de la parte vieja que miran al Deba (75.000 euros). También se destinarán 50.000 euros al programa de alquiler de viviendas para jóvenes, iniciativa puesta en marcha este año, que ha registrado seis demandantes, que han percibido, en total, 15.000 euros.

El presupuesto contempla 180.000 euros para la redacción de proyectos. Destaca en este apartado una partida de 130.000 euros para el estudio de ejecución de la ampliación de las piscinas de Olaizaga.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos