El agua y el río Deba, a debate en el pleno escolar Agenda 21

Encuentro. La sesión se cerró con una foto de grupo y un lunch en el pórtico de la casa consistorial. / AZ
Encuentro. La sesión se cerró con una foto de grupo y un lunch en el pórtico de la casa consistorial. / AZ

Los estudiantes de Elgoibar presentaron ayer sus propuestas y su compromiso con el cuidado medioambiental

AITOR ZABALA ELGOIBAR.

El agua y el río Deba fueron los ejes sobre los que pivotó ayer el pleno escolar de la Agenda 21 que tuvo lugar en el Ayuntamiento de la localidad. Los alumnos de la Ikastola Elgoibar, la Herri Eskola y el Instituto Arreiturre han trabajado durante el curso 2017-18 sobre estos temas, detectando problemas y buscando fórmulas para darles respuesta. Asimismo, el proceso dio pie a una serie de cuestiones que hicieron llegar a la corporación municipal, representada por la alcaldesa de la localidad, Ane Beitia, y el concejal de Urbanismo, Iosu Arraiz. Los alumnos hicieron público también los compromisos que han adoptado en cada centro escolar para preservar un bien tan fundamental para la vida y el medio ambiente como es el agua.

El cuidado del ciclo del agua y la importancia de evitar su derroche estuvo presente, por ejemplo, en la intervención de Ixone San Martín, alumna de 5º de Primaria de la Herri Eskola. Su compañero Aitor Alam, alumno también de 5º de Primaria en ese mismo centro, hizo público su compromiso y el del resto de alumnos de su curso de avisar al departamento de Urbanismo cuando detecten una fuga incontrolada de agua. Nuria Vázquez, alumna de la Herri Eskola centró su intervención en las fuentes públicas, apuntando aspectos como la dureza de los pulsadores y el exceso de presión, que dificultan su utilización, mientras que Asier Núñez reclamó medidas para poner fin a la actitud incívica de los que siguen pensando que el Deba es el lugar idóneo para arrojar las bolsas de basura, en lugar de depositarlas donde corresponde.

Ibon Makazaga, alumno de 3ª de EP de la Ikastola, por su parte, centró su intervención en la falta de fuentes públicas y en el mal estado de alguna de ellas, haciendo público el compromiso de cuidarlas. Hodei Agirre, alumno de 4º de EP de la Ikastola, propuso instalar unos modelos de fuentes accesibles para personas de todas las edades, con soluciones como pulsadores de pie, caños a distintas alturas e, incluso, vasos a disposición de los que quieran hacer uso de ellos.

Estas exposiciones dieron paso a las propuestas de más alumnos de la Ikastola Elgoibar y del Instituto Arreiturre, poniendo todos ellos en valor el cuidado del agua y los ríos de Elgoibar, así como a las respuestas y a las aclaraciones de las autoridades municipales a todas y cada una de iniciativas planteadas en el animado pleno de ayer.

El pleno de ayer dio continuidad a la cita del año pasado, un encuentro del que surgieron ideas que se están haciendo realidad en este 2018, como el concurso de embellecimiento de balcones y ventanas con flores, la recuperación de Moru, las subvenciones para la recuperación de fachadas, o el inventario de zonas degradadas de Elgoibar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos